COMPARTE

EFE

El venezolano Oswaldo
Guillén, exmanager de las Grandes Ligas, aseguró hoy que su meta es
“quedar campeón con los Tiburones de la Guaira”, durante su
presentación oficial como nuevo piloto del club para la próxima temporada de la
Liga local de Béisbol Profesional (LVBP).

“Mi meta es quedar campeón con los Tiburones de La Guaira, como manager es
quizás lo único que me falta en la vida”, aseguró Guillén quien es el
único dirigente latinoamericano en ganar una Serie Mundial en la MLB, con los
Medias Blancas de Chicago en 2005.

El timonel afirmó que está consciente de que “no será fácil” alcanzar
el octavo título de la franquicia, que se coronó en Venezuela por última vez
hace 30 años, pero que “acepta el reto”.

“Para mí será un orgullo, creo que los Tiburones merecen ganar un
campeonato, pero no porque yo sea el manager se garantiza que lo haremos”,
remarcó.

Guillén expresó el significado de tomar las riendas del equipo con el que
inició su carrera como jugador profesional en 1981.

“Me he puesto miles de uniformes, pero el que más me duele es el de
Tiburones. Mi corazón siempre ha estado con el equipo”, dijo.

El manager tuvo palabras de elogio para su antecesor, el estadounidense Buddy
Bailey. “Soy su admirador número uno”, afirmó y comentó que le
gustaría contar con él en un rol de directivo.

“Hasta que yo me vaya de aquí les aseguro que la pasión, el amor, la
disciplina, la constancia van a estar presentes todos los días”, garantizó
a los seguidores de los Tiburones.

“Ojalá Dios quiera que los fanáticos me quieran tanto en enero como en
estos días”, bromeó.

Guillén garantizó que estará con la divisa desde el primer día, y que sólo se
ausentará durante la Serie Mundial por compromisos con la cadena deportiva
ESPN, para quien comenta el béisbol estadounidense.

El técnico también se refirió a su interés en dirigir a la selección Venezuela
en el Clásico Mundial de 2017, cargo que podría ser anunciado mañana, y que
ocuparía el también exgrandeliga Omar Vizquel.

“Yo quería ser manager de Venezuela hasta el día que jugaron la semifinal
en la Serie del Caribe”, dijo demostrando su descontento con la Federación
Venezolana de Béisbol (FVB) por la forma que en fue manejada la información.

“Yo tengo mis cosas malas y mis cosas buenas. Nadie me tiene que querer,
pero sí me tienen que respetar”, sentenció al tiempo que deseó lo mejor al
equipo “ojalá Venezuela quede campeón”.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.