COMPARTE

Jenny Sánchez Petit

Con temor de ser asaltados viven los habitantes de Aguirre,
en Montalbán, ya que el hampa hace de las suyas, pues no existe un programa de
vigilancia continua.

La situación es bastante desesperante, ya que se han
presentado casos en los que se han producido atracos en las posadas de la zona.
Ante la realidad, Pablo Castro, vecino, considera que es necesario que los
organismos públicos de seguridad, bien sea la alcaldía o las policías, tanto
municipal como la de Carabobo, tomen este hecho con mucha responsabilidad y
como un alerta de que si no se hacen correctivos a tiempo, hechos similares se
podrían repetir.

Aguirre, comentó el denunciante, se ha caracterizado por ser
una población tranquila. El lugar ha sido escogido por personas de las ciudades
para vivir con sosiego, por lo que sería contraproducente dejar que la
delincuencia se establezca y convierta la comunidad en una zona de peligro.

Hace unos tres meses han ocurrido muertes en plena vía
pública. Personas que salían a trabajar fueron asesinadas, eso mantiene a la
colectividad muy preocupada.

En Aguirre hay un número significativo de personas que
madrugan para abordar una unidad del transporte público que los deja en Bejuma
y, de donde siguen camino para Valencia, a estudiar o trabajar. “Entre la
gente hay temor, por eso es urgente una toma de acciones”.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.