Con maquinaria pesada estaban derrumbando las viviendas. (Foto Daniel Silva)

“Queremos solución”, “estamos desesperados”, “no tenemos a quién reclamar”. Esas son las frases que se escuchan en la comunidad El Araguaney vía El Hipódromo, al sur de Valencia, donde el Gobierno nacional prometió ubicar a todas las familias en la nueva Ciudad Hugo Chávez en Santa Inés.

Alrededor de 85 familias esperan las llaves de su apartamento, algunos continúan esperanzados otros están resignados al recibir negativas por parte de los entes organizadores, a pesar de vivir en la comunidad desde hace más de seis años.

“Yo tengo mis corotos afuera, yo vivía con mi sobrina pero a ella le salió su apartamento. Me dijeron que yo no iba a tener (vivienda) porque no poseo terreno propio. Vivo arrimada con una vecina”, compartía Alicia Martínez con lágrimas en los ojos. Explica que sus hijas pequeñas duermen dentro de la casa de la señora que le ofreció alojamiento, pero en ocasiones ella debe dormir en la intemperie con su hijo de 18 años, pues el rancho de una habitación no se da abasto para las dos familias. Su anterior casa fue destruida.

Otras personas han optado por irse a casa de amigos mientras esperan su llave. Tal es el caso de un señor de la tercera edad quien prefirió no ser identificado. “Yo vivo con mi hijo y su esposa, nos fuimos a casa de un amigo en Ciudad Plaza, nos llevamos todo lo importante. Cuando regresamos a nuestro rancho nos habían quitado todo, techo, cabillas, hasta un ventilador, la inseguridad se ha desbordado”.

Los habitantes que quedan en El Araguaney deben hacer guardias tres veces en la noche – 7:00 p.m, 11:00 p.m y 2:00 a.m-, pues cuando inicia la oscuridad la delincuencia hace de la suyas. Por tal motivo, muchos decidieron dejar de trabajar, necesitan cuidar sus pertenencias, para muchos el único bien material que les queda.

Agua tampoco hay

Las máquinas demoledoras pasaron por la tubería principal lo cual dejó a la comunidad sin agua. Los residentes se ven en la necesidad de comprar a camiones cisterna, cobran por llenar un tobo Bs. 100 y un tanque grande Bs. 300. Algunos se ven en la imposibilidad de adquirir el servicio por falta de trabajo.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.