COMPARTE


La causa del problema no se pudo conocer. (Foto Carlos Andrés Pérez)

Dayrí Blanco || Luis Borrero

La mañana del lunes para Víctor Quiñónez estuvo accidentado. Con el horario ajustado decidió llamar a la línea de taxi de costumbre. Pero la respuesta que recibió no fue la de siempre. Todas las unidades estaban deambulando por la ciudad en busca de alguna estación de servicio abierta y con disponibilidad de gasolina de 95 octanos. La irregularidad en el suministro se hizo sentir con mayor intensidad al comenzar la semana. Las colas en cada bomba evidenciaron la falla. Hasta 45 minutos esperaron usuarios para surtir el tanque.

La causa del problema no se pudo conocer. Ninguna autoridad ofreció información oficial. Fuentes ligadas a la Asociación de Expendedores de Gasolina (Asegas) confirmaron lo que los usuarios han vivido durante los últimos días. Desde el jueves se mantuvo suspendido el suministro de 95 octanos hacia Carabobo. El lunes en la mañana se reanudó el despacho, pero como las reservas quedaron en cero, la situación se normalizará en 48 o 72 horas.

Gran parte de la flota de vehículos de la región se dejó ver en la larga espera en todas las estaciones de servicio. Fue una irregularidad que colapsó el tráfico vehicular en distintos puntos de la ciudad. Incluso quienes no se disponían a llenar el tanque de su carro, permanecieron hasta media hora parados en cola por la congestión que se ocasionó.

””




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.