COMPARTE


Los primeros minutos fueron de “observación”. (Foto AFP)

EFE

La selección de Holanda venció hoy por 2-0 a su similar de Chile en el estadio Arena Corinthians, de Sao Paulo, y terminó en el primer lugar del grupo B, con un rendimiento del cien por cien y en un partido donde fue evidente la mano del técnico Louis Van Gaal y la fuerza del atacante Arjen Robben.

Los cambios en los minutos finales de Van Gaal, que mandó al terreno de juego a Leroy Fer y Memphis Depay, autores de los goles, y las escapadas letales en el contragolpe de Robben fueron decisivos en la victoria del conjunto europeo.

La propuesta de los técnicos Van Gaal, de Holanda, y del argentino Jorge Sampaoli, de Chile, fue desde un comienzo buscar un resultado para asumir, en el caso de los chilenos, y ratificar, por parte de los holandeses, el primer puesto del grupo y esquivar muy probablemente a Brasil, favorito para terminar primero en su serie.

Sin mayores sorpresas entre los titulares, Holanda presentó cinco jugadores que actúan en la liga de su país, mientras que los chilenos, todos legionarios, confirmaron a Felipe Gutiérrez en el lugar de Arturo Vidal, como se había previsto desde ayer.

En el equipo europeo Jeremain Lens terminó sustituyendo al sancionado Robin Van Persie, uno de los artilleros del equipo con tres goles, los mismos de su compañero de ataque Arjen Robben; mientras que Dirk Kuyt, habitual delantero que ingresó como titular, llegó a posicionarse como lateral izquierdo para una línea de cinco.

Los primeros minutos fueron de “observación” y parecía que ninguno de los dos equipos se atrevería a imponer sus armas ofensivas, hasta que en el minuto doce Chile se arrimó con peligro en una descolgada por la izquierda de Eugenio Mena que finalizó con un remate de cabeza desviado de Eduardo Vargas.

En quince minutos de juego, Chile consiguió un 73 % de posesión del balón y su insistencia en el ataque fue por el costado izquierdo con proyecciones de Mena y acompañamiento del creativo Charles Aránguiz.

Chile volvió a tener otra oportunidad a los 22 minutos con un disparo de Gutiérrez después del cobro de un tiro de esquina.

Un minuto después Holanda responde con un regateo de Robben y en el rebote Georgino Wijnaldum disparó desviado.

Ambos equipo trataron de presionar siempre al árbitro Bakary Gassama, de Gambia, que mostró la primera tarjeta amarilla a los 24 minutos al lateral Francisco Silva por una falta sobre Lens.

En el cobro de la falta, Wesley Sneijder exigió al portero Claudio Bravo, en la primera jugada de peligro a favor de los holandeses.

Un contragolpe de Robben, a los 39 minutos, que pasó ligeramente desviado de la portería tras dejar a varios rivales en el camino, y un cabezazo de Gutiérrez a los 44 fueron las otras jugadas de peligro para ambos equipos en el primer tiempo, en el que Chile reclamó dos supuestos penaltis contra Gutiérrez y Alexis Sánchez.

Con un comienzo de segundo tiempo frío e interrumpido por faltas constantes de los dos equipos, Sánchez animó a la hinchada chilena, mayoría en el estadio, con una bonita jugada individual a los 64 minutos que exigió al portero holandés Jasper Cillessenn.

El siempre insistente Robben respondió un minuto después con una jugada por la izquierda y su zurdazo fue detenido por el portero Claudio Bravo.

Aclamado por la hinchada, el centrocampista Jorge Valdivia ingresó a los 69 minutos por el amonestado Silva.

Cuando todo parecía que se iba a resolver con el balón quieto o en los contragolpes, las sustituciones de Van Gaal no pudieron respondido mejor al técnico, pues un remate desde fuera del área de Memphis Depay forzó el tiro de esquina con el que se gestó el gol a los 76 minutos.

Un toque corto de Robben para Daryl Janmaat buscó al también recién ingresado Leroy Fer, que con un minuto en el campo abrió el camino de la victoria holandesa.

En los minutos finales Chile arrinconó a Holanda, pero los ataques, casi siempre orquestados por Sánchez, fueron frenados por la aplicada defensa naranja, pero el equipo europeo no renunció a los contragolpe y una escapada de Robben, por izquierda, terminó en los pies de Depay, quien puso cifras concretas al marcador.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.