COMPARTE


El paso hacia las fosas está bloqueado. (Foto EFE)

EFE

Las autoridades del estado mexicano de Guerrero confirmaron este domingo el hallazgo de ocho cuerpos en seis fosas clandestinas en las faldas de un cerro del municipio de Iguala, un lugar de difícil acceso y del que no fluye información a los periodistas.

Para llegar hasta la comunidad de Pueblo Viejo, donde fueron encontradas el sábado seis fosas con restos humanos, es necesario recorrer un largo tramo por un camino de tierra y, los últimos metros, a pie hasta las faldas del cerro.

Sin embargo, el paso hacia las fosas está bloqueado por un fuerte dispositivo de seguridad de miembros de la Policía Ministerial, de la Marina y del Ejército, que no dejan acercarse a menos de dos kilómetros a los medios de comunicación.

Quienes sí han ingresado al lugar este domingo son las camionetas del servicio médico forense y de las funerarias locales, así como un equipo de derechos humanos de las Naciones Unidas para supervisar las labores en la zona y quienes no han querido hacer declaraciones.

Un portavoz del Gobierno estatal dijo a Efe que hasta la noche del sábado habían sido localizados ocho cuerpos, “pero no sabemos si pertenecen a los 43 jóvenes” desaparecidos el fin de semana pasado tras los ataques a estudiantes en los que murieron seis personas y 25 resultaron heridas.

Sobre las versiones divulgadas por algunos medios de que los cuerpos están calcinados, la fuente dijo desconocer el estado en el que se encuentran. Señaló que las labores de investigación continúan en Pueblo Viejo, donde fueron encontradas las fosas clandestinas gracias a información proporcionada por varios detenidos.

El miedo y la desconfianza reina en este municipio en cuyos comercios están pegados carteles con las fotos de los jóvenes desaparecidos con el ofrecimiento de una recompensa de un millón de pesos (unos 74.000 dólares) por información que permita dar con su paradero.

Junto a los kioscos de la plaza principal los vecinos de esta localidad de más de 100.000 habitantes comentan en voz baja que su municipio es portada en todos los periódicos del país.

En esta misma plaza está el Palacio Municipal, donde aún cuelga un cartel con la foto del alcalde José Luis Abarca, sobre el que pesa una orden de presentación ante la justicia por los hechos violentos registrados del 26 al 27 de septiembre, y de su esposa. Ambos están en paradero desconocido.

Los familiares y compañeros de los 43 alumnos de la Normal que permanecen desaparecidos volvieron hoy a bloquear de manera intermitente la autopista entre Chilpancingo, la capital de Guerrero, y el puerto de Acapulco, en ambos sentidos para exigir información sobre las fosas halladas.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.





Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.