COMPARTE

Dayrí Blanco

Todo ha cambiado en el Inces desde que se le agregó la palabra socialista a su nombre. En el Instituto Nacional de Capacitación y Educación ya no entregan certificados de culminación de estudios a sus alumnos por falta de recursos y cada vez son menos los cursos que se dictan y el número de facilitadores. 

Una constancia de aprobación es lo que reciben los pocos estudiantes de la institución, según denunció Judith Subero, secretaria general del sindicato, quien alertó que de cien millones de bolívares que recibían para el funcionamiento de los centros de formación de la región hasta 2013, en 2015 solo les enviaron vía presupuesto reconducido 10 millones, lo que significa una merma de 90%. 

Entre los cursos que se han dejado de dictar en el estado destacan los de albañilería, carpintería y soldadura. Los de contabilidad comercial y mecánica automotriz redujeron su frecuencia de cuatro a uno al año. El número de alumnos en las aulas también ha mermado. De 25 estudiantes que se inscribían en cada uno de los talleres ahora no llegan a 10. 

La militancia política ha sido determinante para la contratación en nómina fija de los trabajadores. Desde 2002 el Inces inició un proceso de jubilación masiva para crear varias figuras como la de Promotor Técnico Productivo (PTP) y Maestros Técnicos Productivos que limitan la posibilidad de que el personal sea beneficiado por contratación colectiva. 

De esta forma en Carabobo de 250 trabajadores contratados de esa manera, actualmente solo laboran 20 personas de las que 16 obtuvieron los cargos por compromiso políticos y solo cuatro tienen carrera dentro de la institución. “En ningún momento nos fue consignada la forma cómo se evaluó a los nuevos facilitadores ni qué criterios profesionales y de trayectoria pesaron en esta oportunidad, y se perjudicó la labor de personas que tenían más de 15 años de servicio bajo contrato y se les privó pasar a la nómina”. 




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.