COMPARTE


Por falta de insumos como resinas de Pequiven el sector ha bajado su productividad. (Foto Archivo/El Carabobeño)

Dayrí Blanco

La cifra 50% se ha vuelto una constante en la industria de envases en Venezuela. Sus líneas de producción están trabajando a la mitad de la capacidad instalada. Se trata de un número repetitivo en las cuatro áreas que agrupa el sector. Compañías que fabrican envolturas y frascos de cartón y papel, plástico, vidrio y metálico, han reducido sus actividades. La falta de insumos se muestra como la principal causa de esta crisis que arropa a todo el aparato productivo del país por las trabas en la adquisición de divisas.

La mayor parte del déficit que presenta la industria se concentra en la fabricación de envases de plástico, por serias deficiencias en el despacho de algunas resinas que provee Pequiven, reveló José Manuel González, presidente de la Cámara Venezolana del Envase (Cavenvase).

Situación similar ha ocurrido con el envío de material proveniente de la Siderúrgica del Orinoco (Sidor), como consecuencia de las paralizaciones que ha tenido esa planta; esto ha influido de manera considerable en la caída de producción de envases metálicos.

Mejor panorama muestran las empresas que manufacturan empaques flexibles. Su volumen de operaciones varía entre un 70% y 90%, dependiendo de la fluidez de dólares que les permitan importar materia prima. Este renglón agrupa las envolturas de productos como harina de maíz y galletas.

no hay dólares

González explicó que el sector no ha podido salir de la crisis por la deuda de 120 millones de dólares que el Gobierno mantiene con la industria, para el pago a proveedores extranjeros.

A principios de año la deuda estaba en 250 millones. Se ha logrado cancelar una parte importante pero las estructuras de las empresas son distintas. Hay algunas con una deuda muy grande que solo pudieron pagar 30%. También hay compañías que adquirieron maquinarias a un precio elevado de dos millones de dólares en adelante, y aún no han sido aprobadas las divisas para su pago.

Cencoex no tiene la dinámica necesaria para el normal funcionamiento de las empresas, ya que los tiempos de respuesta siguen siendo largos sobre todo para la autorización de adquisición de divisas que, en algunos casos, tardan dos meses en aprobarlas, denunció González. Además, todas aquellas solicitudes que se realizaron por un monto inferior a 50 mil dólares, como parte del mecanismo denominado importaciones especiales que eran liquidadas en un plazo menos a dos semanas, y que fue suspendido por el Gobierno, no fueron pagadas por lo que a muchos de los empresarios les fue cancelado el crédito en el extranjero.

El Sicad I para el sector no ha sido de mucha utilidad. Solo se les ha convocado a una subasta de las 23 que se han llevado a cabo. Algunas compañías han podido adquirir divisas mediante el Sicad II, pero de manera errática al dejar de funcionar con la misma fluidez y reducirse al mínimo las liquidaciones.

Fabricación intermitente

Desde comienzos de la crisis del sector, a principio de 2013, la fabricación ha sido intermitente. Las empresas han tenido ciclos de producción de unos o dos meses, vuelven a caer por dos o tres semanas, y después vuelven a surgir. No habrá normalización del proceso mientras continúe el control de cambio. La consecuencia tangible de esto ha sido que la mercancía llega a los establecimientos en oleadas. Hay momentos de escasez y otros con presencia en los anaqueles.

Pese a todo, la situación laboral se ha mantenido estable. La mayoría de las compañías ha mantenido la nómina. Hay algunas que han acudido al Ministerio del Trabajo para reducir su personal pero no han tenido respuesta.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.