COMPARTE

Marianela Ágreda

Uno de los sectores de salud más golpeados es el odontológico,  pues los profesionales aseguran que materiales e insumos han aumentado hasta mil por ciento. Además de la escasez de algunos materiales, los costos finalmente inciden en el bolsillo de los pacientes de consultas privadas. 

Algunos odontólogos consultados aseguran que el número de pacientes ha descendido, que solo asisten en casos de extrema urgencia. Las consultas por trabajos de estéticas registran una reducción importante. 

Yrma Gómez, con 18 años de ejercicio profesional, dijo que ha debido aumentar el costo de su trabajo por la compra de insumos a proveedores tipo bachaquero, tipo Mercado Libre, que venden los insumos sin factura, más costosos. Así puede garantizar la continuidad de su trabajo especializado en prótesis. 

Como ejemplo citó el material de impresiones a base de silicona. Una caja que hasta marzo de este año la adquiría en Bs 3 mil hoy cuesta 60 mil bolívares. Cada caja rinde para 15 muestras. La jeringa de resina que adquirían en Bs 700 ahora debe pagarla en 30 mil o 50 mil bolívares. 

El 2015 marcó el año de la escasez de materiales odontológicos y del alza de precios para los pacientes, aseguró la odontóloga. Antes de 2015 los presupuestos se atendían por seis meses. Ahora no se pueden mantener, al punto de que debe cancelarse por completo las prótesis cuando anteriormente se cancelaba el 50 por ciento adelantado y el restante al momento de la entrega. “Una amalgama, que era lo más económico y se ubicaba en mil bolívares, ahora cuesta 6 mil”, comentó Gómez, quien aseguró que hay tratamientos que no puede aplicar por falta de insumos, como el blanqueamiento. No hay peróxido de carbamida, el gel blanqueador usado en el tratamiento estético. 

La situación va en detrimento de la salud bucal de la población. “Volveremos a los tiempos cuando se sacaba una pieza por caries, cuando eso ya estaba erradicado”. 

Para Silvia Echezuría, odontóloga con 26 años de experiencia, la situación es crítica. “En Venezuela no se produce nada de los insumos odontológicos”. Asegura que muchas casas dentales pequeñas no han subsistido. Según Echezuría la escasez no es constante. Algunos insumos o materiales que desaparecen por algunos meses aparecen, pero otros dejan de llegar y así pasa el tiempo. 

La situación la ha obligado a no realizar momentáneamente tratamientos de conducto. “Se atiende la emergencia, se quita el dolor y se refiere a un especialista”. Sobre el material descartable, aseveró que “nos está aniquilando, como los eyectores que de 28 bolívares pasaron a mil 730 bolívares.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.