COMPARTE

El trabajo para los bioanalistas se complicó a principios de
año y todavía no encuentran solución. A la escasez de insumos y reactivos se le
sumaron los altos costos. En algunos casos, el costo de los materiales supera
el valor de la prueba sin incluir los reactivos para su realización.

La encargada de un laboratorio especializado en San Blas
enfatizó que los altos precios de los reactivos dificultan muchas veces su
compra, por lo que han dejado de ofrecer algunas pruebas. A esto se le suman
los materiales usados para la extracción y procesamiento de la muestra.

Una hematología completa con un valor de 200 bolívares no
cubre lo que gasta el bioanalista, detalló la encargada. Una aguja cuesta 60
bolívares, un tubo de ensayo se puede conseguir en 100, más el algodón y
alcohol usados, sin agregar el reactivo.

Proteína C reactivo, gases arteriales, hormonas, test Elisa,
insulina, procalcitonina o reactivos para realizar paneles mixtos de alergias,
son difíciles de conseguir. Esto obliga al paciente a recorrer varios
establecimientos, indicó César Sánchez, presidente del Colegio de Bioanalistas
de la región. Esperan que para septiembre u octubre se regule la venta de
reactivos por la llegada de las importaciones a las casas médicas.

Salarios

La Convención Nacional de Bioanalistas espera por la
discusión del nuevo contrato colectivo para el sector público para contar con
mejores salarios. (LQ)




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.