COMPARTE

Alfredo Fermín |afermin@el-carabobeno.com

La posición del gobernador Francisco Ameliach ante el
problema de desabastecimiento de papel que tiene El Carabobeño, puede
interpretarse como una actitud egoísta que valora muy poco el derecho de
libertad de expresión. La afirmación la hace Luis Tomas Izaguirre, quien fue
gobernador de Carabobo, refiriéndose a la falta de papel que tiene el Diario
del Centro, lo cual amenaza con hacer desaparecer su edición interna.

Recordando que Ameliach prometió ayudar a resolver el
problema de El Carablobeño como diario histórico, Izaguirre considera que esto
parece una burla, porque han pasado muchos días sin que haya hecho alguna
gestión para cumplir con su promesa.

Ameliach -declaró Izaguirre- no tiene excusas para decir
que  no puede contribuir con la dotación
de papel a El Carabobeño, porque él es tercer hombre del gobierno y del PSUV,
después de  Maduro y de Diosdado Cabello.
Además, tiene control en el Consejo Nacional Electoral y en el Tribunal Supremo
de Justicia.

El gobernador se enorgullece de ser valenciano, pero en su
gestión no está realizando obras para ser recordado como un buen mandatario,
que hizo aportes a ciudad, sostuvo Izaguirre.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.