COMPARTE


Lionel Messi a su salida del juzgado de Gavà en septiembre (Foto Archivo EFE)

DPA

El futbolista argentino Lionel Messi, gran estrella del Barcelona y de su selección, está a las puertas de sentarse en el banquillo de los acusados por presunto fraude fiscal, según anunció este lunes la Justicia española.

El juez que lleva el caso ordenó continuar la causa contra Messi en relación a unos supuestos delitos por evasión de impuestos junto a su padre, Jorge Messi, por lo que el jugador está a sólo un paso de ir a juicio.

El titular del juzgado de instrucción número 3 de Gava, en Barcelona, rechazó la pretensión de la fiscalía, que quería archivar la causa contra Messi y mantenerla sólo contra su padre.

El juez cree que existen “indicios suficientes” para considerar que el futbolista “podría haber conocido y consentido la creación y mantenimiento de una estructura societaria ficticia”.

Esa es la tesis que defendía Hacienda y el abogado del Estado, que querían mantener la imputación del jugador.

El juez dio diez días a la fiscalía y al abogado del Estado para que soliciten la apertura de juicio oral o el sobreseimiento de la causa, por lo que parece probable que el cuatro veces Balón de Oro se sentará en el banquillo pese a que pagó ya cinco millones de euros (6,7 millones de dólares) para intentar saldar su deuda.

Hace un año, Messi se desvinculó de la gestión financiera de su patrimonio y de las acusaciones de evasión fiscal. “De eso no sé nada, hay asesores y abogados que manejan estas cosas y confiamos en ellos”, aseguró entonces.

Pero según el auto emitido este lunes, el entramado financiero ideado por los asesores de Messi “tenía como única finalidad eludir el cumplimiento de las obligaciones tributarias derivadas de los ingresos generados por la explotación de sus derechos de imagen”.

Messi y su padre fueron imputados en junio del pasado año por tres delitos contra la Hacienda Pública al estimar que defraudaron 4,1 millones de euros (5,5 millones de dólares) entre 2007 y 2009 al eludir la tributación de los ingresos derivados de la cesión de los derechos de imagen del jugador a través de un entramado societario.

El juez recordó en su nuevo auto que para considerar partícipe en los hechos a un imputado en este tipo de delitos fiscales “no es necesario que tenga pleno conocimiento de todas las operaciones contables o societarias ni la cuantía exacta de lo defraudado”.

Con esta argumentación, el juez derribó la petición que en junio pasado le planteó la fiscal Raquel Amado, que pidió que se archivara la imputación contra Messi y se acabara la instrucción manteniendo sólo como imputado al padre del jugador al considerar que la conducta del futbolista no era constitutiva de delito.

A la hora de mantener la imputación de Messi y su padre, el juez consideró “irrelevante” que ambos pagaran voluntariamente cinco millones de euros dos meses después de ser citados a declarar como imputados para cubrir las cantidades presuntamente defraudadas, si bien reconoció que esta circunstancia puede comportar “una rebaja” de la pena que se les pudieran imponer.

El juez también consideró irrelevante para el procedimiento judicial que los Messi hayan llevado a cabo declaraciones complementarias para poder regularizar su tributación en los ejercicios posteriores a los examinados en la instrucción, que comprende los años 2007, 2008 y 2009.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.