COMPARTE

Dayrí Blanco

Nada se parece a la promesa inicial. Una empresa próspera, con incremento progresivo en la producción fue el del Gobierno en febrero cuando anunció la intervención de la ensambladora de vehículos Civetchi, sobre la que el Estado tiene el 51% de las acciones. A partir de ese momento todo ha cambiado. La manufactura cayó en 92,5% y se inició una política de despidos masivos contra quienes han denunciado públicamente irregularidades en la planta ubicada en Valencia. 

Johan Sarmiento lleva consigo su carnet de discapacidad ocupacional, que no le importó a la nueva gerencia para sacarlo de la nómina pese al decreto de inamovilidad laboral que existe en el país. Él fue el primero de unas 20 personas que serán cesanteadas. Sus compañeros Carlos Moreno, delegado de prevención, y Darwin Meléndez, sindicalista, fueron los siguientes. 

El jueves 10 de diciembre estaban en la empresa cumpliendo sus funciones cuando el personal de seguridad les dio la orden de dirigirse a la oficina del abogado José Ramón Hernández, quien les comunicó el despido. Al preguntarle las causas la respuesta fue “no hay motivos definidos. Es una orden de Caracas”, relató Sarmiento. 

Actualmente en la planta se ensamblan tres camionetas ZNA al día. Antes de la intervención se producían 40 unidades diarias. La materia prima en inventario alcanza para 100 vehículos que terminarán de ser fabricados la última quincena de enero, tomando en cuenta el receso de un mes que tendrán los trabajadores desde el 18 de diciembre. No hay cronograma de fabricación al concluirse ese material. 

La empresa, que fue inaugurada en 2012, tiene una capacidad instalada para producir 30 mil unidades al año, número que nunca ha sido alcanzado. En 2014 se ensamblaron mil entre camiones y camionetas doble cabina  y hasta mayo de este año se habían armado 400. 

Los trabajadores han denunciado el desvío de los dos mil 452 vehículos detectados como acaparados en febrero cuando la empresa fue intervenida por el Ministerio de Industrias.  “Son enviados a instituciones del Gobierno como la Sundde, con la que se firmó un acuerdo de envió de 20 unidades al mes”. 




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.