COMPARTE


Marruecos está clasificada de oficio como anfitrión. (Foto AFP)

AFP

¿Dónde se jugará la Copa de África 2015? A tres meses del comienzo de la competición (17 enero-8 febrero) la confusión es total después de que Marruecos, organizadora, solicitara aplazarla a causa del ébola, por lo que la Confederación Africana busca un plan B, posiblemente Sudáfrica o Ghana.

“En caso de que Marruecos rechace mantener la organización de la competición en las fechas previstas, la Confederación Africana de Fútbol (CAF) querría saber si vuestra federación sería voluntaria y tendría los medios para organizar la Copa de África de Naciones 2015”, escribió el secretario general de la CAF Hicham el Amrani a varios países que no han sido dados a conocer.

Un responsable de la federación sudafricana, que pidió el anonimato, explicó el jueves por la noche que su país había recibido la carta de Hicham el Amrani. Varios responsables deportivos de Ghana también han confirmado a algunos medios que les ha llegado la misiva.

De manera sorprendente, el correo de la CAF especifica que “si se reciben dos o más respuestas positivas, el comité ejecutivo procederá a un sorteo para designar el organizador”, un procedimiento extraño para un torneo de fútbol internacional, cuyas candidaturas suelen presentar un dosier y someterse a un minucioso proceso de selección, pero que se explica por la urgencia de la situación.

Otra cuestión está ligada al país organizador. Marruecos está clasificada de oficio como anfitrión, por lo que se desconoce el procedimiento a seguir en caso de que se cambie la sede. ¿Estaría la selección del nuevo país organizador clasificada de oficio?

– Sudáfrica, acostumbrada a planes B –

Sudáfrica, organizadora del Mundial 2010, ha acudido al rescate de la Copa de África de Naciones en dos ocasiones. En 1996, cuando Kenia se declaró en bancarrota, y en la última edición, en 2013, cuando Libia tuvo que renunciar a la organización del torneo por sufrir un conflicto armado.

Ghana, por su parte, está considerando la propuesta, señaló Gary Al-Smith, comentarista de fútbol para varios medios, entre ellos la BBC o CNN.

“En la eventualidad de que Marruecos se retire, pediremos reflexionar sobre la organización del torneo. Nuestra mirada está puesta en los costes y en la salud”, señaló en su cuenta de Twitter el ministro de deportes de Ghana, que ya organizó la CAN en 1963, 1978 y 2008.

– Comité ejecutivo el 2 de noviembre –

Marruecos solicitó el 10 de octubre el aplazamiento de la CAN debido a la propagación del ébola. La CAF respondió el día siguiente que mantenía las fechas de la competición, pero sin precisar si la competición deportiva más importante del continente se disputaría en el país norteafricano o no.

El 14 de octubre el ministro de deportes de Marruecos, Mohammed Ouzzine, preguntado por la AFP, mantuvo una posición ambigua acerca del torneo: “Es demasiado pronto para hablar de una decisión definitiva, todavía no se ha decidido”.

Según Ouzzine, la petición de aplazar la competición se debe “al último informe de la Organización Mundial de la Salud (OMS) y la dimensión alarmante de propagación del virus”.

Este viernes, el propio Ministerio de Deportes quiso hacer un “desmentido formal” sobre que Marruecos haya renunciado a albergar el torneo y dijo que su postura sigue siendo la de pedir un aplazamiento.

La epidemia de ébola ha provocado 4.500 muertos, la gran mayoría en el África Occidental; en Guinea, Liberia y Sierra Leona.

La CAF anunció que el tema será “debatido” en una reunión del comité ejecutivo, el 2 de noviembre en Argel.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.