COMPARTE


SpaceX efectúa el servicio de transporte de carga para la NASA. (Foto EFE)

AP

La fiebre de las impresoras tridimensionales está a punto de llegar al espacio. La NASA dispuso el envío de una de esas máquinas a la Estación Espacial Internacional para que los astronautas puedan algún día reparar su nave espacial con la fabricación de sus refacciones en el lugar.

La impresora, fabricada por una compañía llamada Made in Space, con sede en el norte de California, figura entre la carga de más de 2.267 kilogramos (5.000 libras) colocada en la cápsula Dragón de la firma SpaceX que despegará el sábado antes del amanecer hacia la estación espacial.

Además de la fabricación de partes de repuesto en la estación, la NASA prevé que los astronautas construyan dentro de varias décadas hábitats completos en destinos distantes como Marte.

“Si en verdad vamos a instalarnos en Marte”, tenemos que hacer esto, declaró el viernes Jeff Sheehy, jefe de tecnología de la NASA. “En verdad no podemos darnos el lujo de traer todo lo que necesitemos para un periodo indefinido. Tenemos que llegar al punto en el que hagamos las cosas que necesitemos a lo largo del viaje”, apuntó.

En el Centro Espacial Kennedy, la compañía mostró un número de objetos fabricados con sus impresoras tridimensional. En exhibición estaba un modelo reducido a escala de un filtro de aire que los astronautas del Apolo 13 diseñaron para sobrevivir durante la abortada misión a la Luna en 1970. La máquina se tardó cinco horas para imprimir el modelo en el laboratorio.

SpaceX efectúa el servicio de transporte de carga para la NASA; SpaceX, con sede en California, también ganó un contrato millonario para llevar astronautas a la estación espacial.

El cohete Falcon 9, que lleva la cápsula Dragon, de SpaceX, tiene previsto despegar a las 2:14 de la mañana, aunque persistía el peligro de una suspensión por condiciones de lluvia.

Otra carga curiosa para la estación: una máquina de rayos X para ratones y 20 ratones; 30 moscas de la fruta que se prevé tendrán una gran reproducción en órbita; muestras de chapado de metales en una investigación privada a fin de construir bastones de golf más resistentes y 30 millones de dólares en instrumentos para medir el viento de la superficie sobre los océanos de la Tierra y mejorar el pronóstico de los huracanes.

La pequeña impresora tridimensional es una unidad de demostración que producirá muestras hechas del mismo tipo de plástico utilizado en los ladrillos de Lego.

La máquina fue diseñada para que funcione con seguridad en la ingravidez dentro de una cámara sellada. El proceso de impresión es el mismo que en la Tierra: crear un objeto mediante capas de plástico.

Cuando sean regresadas a la tierra, las pequeñas creaciones tridimensionales serán “sometidas a tensión, torsión y despellejamiento, así como a bastantes pruebas para determinar la calidad de las piezas”, dijo Sheehy.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.