COMPARTE


Los usuarios esperan hasta de 16 horas para comprar. (Foto Andrews Abreu)

Conseguir carne hoy día es un reto. Prácticamente está desaparecida de la dieta carabobeña. Esta situación ha obligado a la ciudadanía a recurrir al trueque y otras alternativas para conseguirla. Carmen Blancos, vendedora ambulante, confesó que pese a que no necesita comprar pañales, siempre que puede los adquiere para canjearlos por carne con los trabajadores del supermercado Bicentenario.

Blancos explicó que el intercambio de productos se ha vuelto la única forma de conseguir carne. “Yo les cambio dos paquetes de pañales por uno o dos kilos de carne, porque ellos son los únicos que la consiguen”.

El pronóstico hecho por el fallecido presidente Hugo Chávez el 30 de marzo de 2007, quien pidió regresar al modelo feudal del trueque es hoy una realidad en Venezuela. Usuarios utilizan las redes sociales para gestionar este tipo de prácticas, en algunos foros es habitual encontrar “intercambio un desodorante y tres afeitadoras por dos kilos de carne” o “se cambian toallitas húmedas por leche y aceite”. (CB)

””




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.