Solventada la crisis habitacional, $100 mil millones pueden ser distribuidos a la economía. (Foto Archivo)

Luis Alejandro Borrero || lborrero@el-carabobeno.com

La corrupción no tiene patria. Ni siquiera color político. Cuando se desfalca a gran escala se desbarata el país entero. Luce difícil la recuperación, o quizá no: el déficit habitacional y la crisis de producción podrían ser resueltos con capitales en el exterior de dudosa proveniencia.

350 mil millones de dólares. Esa es la cifra que hay en cuentas bancarias extranjeras, precisó Roberto Enríquez, presidente de Copei. El monto es astronómico. Es dinero que debería ser repatriado.

¿Cómo entender una cifra así? El presupuesto de la nación para 2015 es de 741 mil 708 millones de bolívares. A la tasa oficial más alta, Simadi (196.71), serían 145 billones 901 millones 380 mil 680 dólares. Más del doble del presupuesto reposaría fuera de las fronteras.

Entre 1958 y 1998 el país recibió unos 349 mil millones de dólares por concepto de renta petrolera, estima la Federación de Cámaras y Asociaciones de Comercio y Producción, Fedecámaras. En revolución la renta alcanzó unos 789 mil millones de dólares: los posibles focos corruptos serían el 44,35% de las divisas por exportación de los últimos 16 años.

La prioridad es la vivienda. Hugo Chávez no se cansaba de repetirlo. El déficit se calcula en dos millones 500 mil unidades. Si una familia promedio es de cuatro personas, 10 millones de venezolanos no tienen techo propio.

Países con convenios más notorios de la Gran Misión Vivienda son China y Bielorrusia. Una casa entregada representa un costo de 100 mil dólares, calculó Luis Barón, primer vicepresidente de la Cámara de la Construcción de Carabobo. Nicolás Maduro dijo que la inversión era de 50 mil dólares por unidad.

Las casas tienen entre 80 y 100 metros cuadrados, con tres habitaciones y dos baños. Solucionar la tragedia habitacional requeriría entre 125 mil y 250 mil millones de dólares y quedarían entre 100 y 225 mil millones que pueden ser distribuidos a la economía.

Conseguir un boleto aéreo dejaría de ser un problema. Humberto Figuera ha dicho que la deuda con aerolíneas es de tres mil 500 millones de dólares. El monto que expuso el presidente de Asociación de Líneas Aéreas quedaría cubierto.

Las ensambladoras están en crisis. Ford, General Motors y Chrysler luchan por divisas. Con una inversión de cuatro mil millones de dólares la industria podría ser reactivada y volverían a llenarse los concesionarios.

China es de los grandes acreedores de la deuda venezolana. A través del Fondo Chino, creado en 2007, la deuda inicial era de 56 mil millones de dólares. A cambio, Caracas pagaría con petróleo, unos 540 mil barriles diarios, estimó Damiano del Vescovo, presidente de Fedecámaras Carabobo. Esa deuda sería historia.

Al sector industrial se le deben unos seis mil millones de dólares. Pagando todas las cuentas anteriores, quedan 55 mil 500 millones de dólares. Eso significa que, con un país solvente a cada uno de los 30 millones de habitantes le tocan mil 850 dólares.

En Un Santiamén

Los casos son escandalosos. Jóvenes con menos de 30 años tienen cuentas con 150 millones de dólares. ¿De dónde los sacaron?, se preguntó Enríquez. Como esos ejemplos hay decenas.

No todos son corruptos. Se calcula que hay unos 100 mil o 150 mil millones de dólares que pertenecen a quienes han obtenido lícitamente su riqueza.

Hace cinco semanas Enríquez se reunió en Washington con la banca multilateral. Asistieron representantes del Fondo Monetario Internacional, el Banco Mundial y Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE). Las cifras se consiguen afuera porque la transparencia no es precisamente una de las virtudes del Gobierno de Maduro.

En marzo estalló el escándalo de la Banca Privada de Andorra, perteneciente a una red de blanqueo de capitales. “En Andorra no se guarda ni el 2% del grueso de la estafa que se nos ha hecho”.

Hay dos formas de obligar a los corruptos a traer de vuelta el dinero: una medida persuasiva, a cambio de beneficios procesales. Si se resisten, abrir procedimientos jurídicos por vía contenciosa.

La ley: esperanza

Ante la comisión de política exterior fue presentada la Ley de Repatriación de Capitales Forajidos en la Asamblea Nacional. Aunque novedosa en Venezuela, la iniciativa no fue original de Copei. “Es un intento de emular lo que se hizo en China y Rusia”. Los dos países fueron brutalmente golpeados por la corrupción. Restituida la independencia de poderes y la sensatez, los gobiernos comenzaron una repatriación progresiva de capitales forajidos, recordó Enríquez. “En Venezuela podemos hacer lo mismo”. Hay controversia sobre si la ley será aprobada. “Con este Gobierno, es imposible”. Pero hay una salida: las próximas elecciones parlamentarias. Alcanzar un hemiciclo con mayoría de diputados opositores podría impulsar la recuperación nacional.

Chávez: “Desprendámonos”

“A los revolucionarios no les gusta la corrupción. Hugo Chávez no titubeó en más de una ocasión para referirse al flagelo. “Es lo que nos queda de viejos sistemas” dijo en televisión nacional.Con discordia y desagrado, aupaba a sus seguidores a estar muy pendientes de los casos de enriquecimiento ilícito. “Si yo tuviera un carrito, y de repente me ven con una camioneta”. Los asistentes aplaudían. “El partido tiene que apretarse la correa moral”. Revolución es no mentir jamás ni violar principios éticos. Ese es el concepto que el mismo Fidel Castro dedujo de lo que era un proceso de cambio, durante un discurso en el año 2000 y que se convirtió en la definición que el propio partido comunista cubano tiene en su página web.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.