COMPARTE

AFP

La escudería Manor de Fórmula 1, que se salvó milagrosamente de desaparecer a principios de 2015, contará en 2016 con motores Mercedes V6 Turbo híbridos, los mejores de la categoría, anunció este jueves la marca alemana en un comunicado.

Los Marussia-Ferrari de Will Stevens, Roberto Merhi y Alexander Rossi no han puntuado esta temporada.

El equipo afrontó el curso con un presupuesto muy limitado, después de haber pasado seis meses en administración judicial en un 2014 marcado por el accidente mortal del piloto francés Jules Bianchi, en el GP de Japón.

Los monoplazas de Manor Grand Prix, su nombre oficial en 2015, son los Marussia de 2014 adaptados, en ciertos puntos, a la actual reglamentación. Los motores son híbridos de Ferrari del año pasado, gracias a una derogación acordada por las otras escuderías.

Mercedes-AMG, la rama deportiva de la marca de la estrella, tendrá de esta manera tres escuderías clientes la próxima temporada; Williams, Force India y Manor Marussia, además de su equipo particular.

“Es lo ideal en términos de capacidades técnicas y logísticas”, señaló Andy Cowell, responsable del departamento de motor.

Proveer motores de Fórmula 1 proporciona a cada fabricante entre 15 y 20 millones de euros, por año y por escudería.

A veces los acuerdos incluyen la cesión de un joven piloto por parte del fabricante. Este podría ser el caso de Manor en 2016, con el alemán Pascal Wehrlein, de 20 y ganador del campeonato alemán de turismos, que ya ha completado ensayos en Fórmula 1 con motores Mercedes.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.