A partir de mañana, esta pirámide se reabrirá al público. (Foto EFE)

EFE

La esfinge y la pirámide de Micerino, la más pequeña de las tres impresionantes obras arquitectónicas que se levantan en la meseta de Guiza, fueron inauguradas hoy por el primer ministro egipcio, Ibrahim Mehleb, tras unos trabajos de restauración que en el caso de la tumba de Micerino se prolongaron tres años.

A partir de mañana, esta pirámide se reabrirá al público y, por primera vez, los turistas podrán acceder a la explanada contigua a la esfinge, cuyo cuello y pecho han sido rehabilitados, además de uno de sus laterales.

“Es una manera de llamar al turismo; es la primera vez que se puede pasar por todos los sitios alrededor de la esfinge”, dijo a Efe el secretario general del Consejo Supremo de Antigüedades, Mustafa Min, que añadió que “estar tan cerca de una estatua tan grande genera emoción”.

Más de dos meses después de que se iniciaran los trabajos de restauración en la esfinge, “se han instalado todos los refuerzos en el pecho y el cuello para evitar los problemas causados por el clima a las piezas originales”, señaló a Efe el supervisor de la restauración de la estatua, Mohamed Saidi.

En uno de los laterales, nuevas piezas sustituyen también a las antiguas agrietadas, respetando las medidas de las originales, debido a que se dispone de planos fotogramétricos de toda la esfinge, aseguró Saidi, que señaló también que la estatua es objeto de trabajos de restauración cada dos años.

Con una antigüedad de 4.600 años, la esfinge de piedra caliza, mitad hombre mitad león, gozó de veneración y culto en la época faraónica.

En cuanto a la pirámide de Micerino, tres años de trabajos han concluido con un tratamiento de salinidad de sus paredes internas, la instalación de un nuevo sistema de iluminación y de cámaras así como de ventilación en sus pasillos.

Las obras incluyeron también la restauración de varias tumbas de la parte oeste que se abrirán al público próximamente.

Al acto de inauguración, que se inició dos horas más tarde de lo previsto y ya bajo la luz del atardecer, también asistieron el ministro egipcio de Antigüedades, Mamduh al Damati, y el de Turismo, Hisham Zaazu.

Al Damati confirmó que ambos monumentos serán reabiertos al público mañana y agregó que próximamente se añadirá una nueva entrada a la zona y un camino que unirá el futuro nuevo Museo de El Cairo con el área de las pirámides.

Zaazu afirmó que este año se está produciendo un continuo aumento de la llegada de turistas a la zona y cifró en 1.700 el número de personas que visitaron hoy, domingo, la explanada de las pirámides.

Por su parte, el primer ministro precisó que esta área no es la única que se ha rehabilitado y que pronto se finalizarán los trabajos de mejoramiento del Valle de los Reyes, en Luxor (sur), y del barrio cairota de El Gamalia.

La gran meseta de Guiza, a las afueras de El Cairo, alberga una necrópolis real que contiene la esfinge, las tumbas de varios reyes y reinas de la IV dinastía, y las míticas pirámides de Keops, Kefrén y Micerino.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.