COMPARTE


La hispano-venezolana cayó ante Mirjana Lucic-Baroni (Foto AFP)

AP

“Me ha podido la presión”. “He jugado el peor p… partido del año”. “Tenía miedo”.

Así se recriminó Garbiñe Muguruza, una de las jugadoras de mayor proyección en el tenis femenino, tras perder en la primera ronda del Abierto de Estados Unidos.

La hispano-venezolana de 20 años tenía razones de sobre para sentirse tan apesadumbrada, con unas reflexiones muy duras consigo misma, rayando en una especie de flagelación.

Había caído 6-3, 7-6 (4) ante Mirjana Lucic-Baroni, una croata de 32 años, 121 en el ranking y que había tenido que ganar tres partidos en la fase previa para entrar al cuadro principal del último Grand Slam de la temporada.

“Era un partido que tenía que ganar sobre el papel”, dijo Muguruza, quien causó sensación cuando eliminó a Serena Williams en la segunda ronda del Abierto de Francia y luego estuvo a un game de acceder a las semifinales ante de perder en tres sets contra Maria Sharapova.

“Estaba pensando que tenía que jugar el primer partido con una jugadora clasificada desde la fase previa y ya estaba nerviosa”, confesó Muguruza. “Piensas que es un partido que no puedes perder y por pensar así he perdido. Es la ley de Murphy. Basta que pienses eso y pasa eso”.

Las reflexiones sobre jugar con presión, sobre todo en jugadores jóvenes han retumbado en los primeros días de este US Open.

Nick Kyrgios, el australiano de 19 años que ganó fama al vencer a Rafael Nadal en la ronda de octavos en Wimbledon, sufrió con su explosivo temperamento para doblegar al ruso Mikhail Youzhny, dos veces semifinalista del Slam estadounidense.

Kyrgios, quien comenzó el año en el puesto 183 del ranking y ahora es el número 60, recibió tres sanciones, dos por proferir una palabrota y una tras azotar la pelota contra la cancha, cuando se enfadó con su juego. Estuvo a una sanción adicional de ser descalificado y se vio motivado a escribir un mensaje en Twitter disculpándose por sus frases subidas de tono.

“Son las enormes expectativas que uno se pone”, dijo Kyrgios a la prensa. “Siempre he sido un jugador muy emocional. Ojalá pueda gestionar eso mejor en el futuro. Aprendo algo nuevo cada vez que entro a la cancha”.

De Mónica Puig, puertorriqueña de 20 años, se esperaba un mayor protagonismo esta temporada, pero su impulso se vio frenado justo después de ganar su primer título en el circuito de la WTA.

Luego de remontar para vencer en tres sets a la checa Tereza Smitkova, Puig habló francamente sobre tener paciencia y saber lidiar con la presión: “Mi carrera es muy larga, no tengo que llegar ahora. Ahora quiero aprender lo más que puedo. Estoy entendiendo muchas cosas, soy un poco más sabia en la cancha”.

Hasta Simona Halep, la dos del mundo, confesó que salir a jugar cuando todos esperan que gane el título es abrumador. Halep debió remontar para vencer a Danielle Rose Collins, una estadounidense de 20 años que recibió un wild card para tener su bautismo en un Grand Slam.

“Siento algo de presión, ya que todo el mundo dice que puedo ganar este título”, dijo la rumana de 22 años que esta temporada alcanzó su primera final de Grand Slam en Roland Garros y luego accedió a semifinales en Wimbledon. “La verdad es que yo veo muy lejos”.

Muguruza habló sobre el giro radical que se produce cuando las expectativas cambian y la presión es otra, poniendo como ejemplo su experiencia tras derrotar a Williams en Francia.

“A partir de ese torneo, todo ha cambiado. Ahora todo lo que no sea cuartos es una mi…”, indicó. “Si pierdes en primera ronda, es un desastre. Basta que hagas un torneo bueno y todo el mundo piensa que estás flojeando. Todo es a raíz de eso… Y yo que me pongo muchas expectativas. Quiero, quiero y quieres demasiado”.

“Pero esto me sirve. Son palos que me va dando el mundo del tenis. La presión, espero que me pase”, zanjó.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.