COMPARTE


Las modelos caminaron por pasarelas ubicadas entre el público. (Foto AP)

AP

Ángel Sánchez se inspiró en la luz para su colección de primavera 2015 y ciertamente deslumbró al público que acudió a su desfile este lunes con un festival de color en el que destacó el blanco, el rosa y el amarillo.

El diseñador venezolano se olvidó del estilo severo y monástico que dominó su línea de otoño presentada en febrero. En su desfile en la Semana de la Moda de Nueva York se enfocó en vestir a una mujer sexy, que enseña el ombligo con tops muy cortos y faldas largas y que deja los bordados y los encajes para dar paso a la sencillez.

“La simpleza y la frescura son las dos palabras clave de esta colección”, dijo Sánchez a The Associated Press, en su oficina de Mnhattan, unos días antes. “Esta es la primera vez que no recurro al arte para encontrar inspiración, recurro a la naturaleza, a la misma mujer. Quise que la colección fuera una actitud juguetona, casi ingenua. Le quité el peso intelectual para que fuese totalmente ligera”, agregó.

Las modelos caminaron por pasarelas ubicadas entre el público, en la sala Pavillion del Lincoln Center, al ritmo de una rápida música electrónica. La colección, titulada “Into The Light” (“En la luz”), usó materiales como el neopreno, la organza y un algodón que parece papel y que dio a los diseños un aire etéreo y veraniego. Vestidos bicolores blancos y amarillos, además de diseños con una rejilla o malla floral que dejaban entrever la piel, fueron las estrellas de la colección.

Sánchez dijo que se divierte más diseñando prendas para la primavera y el verano y eso se nota. De hecho, a esta colección no le puso “cabeza”, aseguró. “Le dije a mi equipo de diseño `vamos a sacar a ese niño que todos llevamos dentro”’, explicó.

La inspiración para la colección le llegó cuando empezó a fotografiar luces y sombras y vio geometrías y tonos en las imágenes. Describió ese momento como “revelador” y dijo que así empezó la aventura para diseñar las piezas que presentó el lunes. Sólo un hubo un vestido negro en toda la pasarela. Las formas geométricas que caracterizan a Sánchez también estuvieron presentes, con tops de escotes cuadrados y chaquetas de líneas muy rectas.

Celebridades como la actual Miss Universo venezolana Gabriela Isler y las ex Miss Universo Dayana Mendoza y Stefanía Fernández disfrutaron del desfile en primera fila. La diseñadora española Agata Ruiz de la Prada tampoco quiso perderse el acontecimiento.

Tras estudiar arquitectura y aprender costura de su madre, Sánchez trabajó como diseñador en Venezuela y abrió su primer estudio en Nueva York en 1997. Dos años después ingresó en el prestigioso Consejo de Diseñadores de Moda de Estados Unidos.

Entre sus clientas más famosas destacan Eva Longoria y Sandra Bullock, para las cuales diseñó sus vestidos de boda. La actriz Debra Messing lució un vestido negro de Sánchez en la alfombra roja de los premios Emmy hace tan sólo dos semanas.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.