COMPARTE

EFE

El presidente de la comisión que evaluó el decreto de emergencia económica, José Guerra, mantuvo que el problema del país recae en el modelo político fracasado que impulsa la revolución bolivariana

Negamos el decreto porque es más de lo mismo, la misma política produce los mismos resultados, dijo el diputado opositor José Guerra, al tiempo que reconoció que todos saben la magnitud de la crisis, pero que el decreto la podría agudizar. 

La Asamblea Nacional rechazó la tarde de este viernes el decreto de emergencia económica propuesto por el presidente  Nicolás Maduro. 

La bancada opositora consideró insatisfactorias las motivaciones de la norma. 

La propuesta fue negada con 107 votos de la oposición, frente a 53 oficialistas que votaron a favor, luego de que la comisión especial designada para evaluar el contenido del decreto de excepción recomendara negar el contenido. 

La decisión generó el rechazo de la bancada chavista. 

Con esta decisión queda sin efecto la medida oficializada por Maduro el pasado viernes en Gaceta Oficial de un estado de emergencia económica, una forma de suspensión de garantías en materia económica. 

El diputado José Guerra se encargó de evaluar el decreto y presentar el informe al pleno. Afirmó que el problema del país recae en el modelo político fracasado que impulsa la llamada revolución bolivariana que lidera Maduro. 

La crisis ha colocado a Venezuela a las puertas de un proceso hiperinflacionario, escasez pronunciada, y la destrucción del bolívar como unidad monetaria, pero esa no es la causa, esa es la expresión del problema, la causa es un modelo económico que nos trajo a esta situación, dijo Guerra. 

Atribuciones Especiales Innecesarias  

El economista y exfuncionario del Banco Central de Venezuela aseguró que las atribuciones excepcionales para el Ejecutivo eran innecesarias luego de que las medidas propuestas en el decreto ya están contempladas en otras normas que el propio Maduro ha aprobado con los poderes de legislar que la AN le autorizó en otras ocasiones. 

El diputado llamó la atención especial sobre el cuarto artículo del decreto que establece la posibilidad de restringir el sistema monetario y el acceso a la moneda local y extranjera, un aparte que consideró un error. 

Alguien que haya pasado por una escuela de economía y tenga un grado mínimo de alfabetización, no puede redactar un decreto tan peligroso, no solamente para el país sino para el propio Gobierno que lo escribió, indicó el parlamentario. 

Los argumentos de Guerra son parte del informe de la comisión especial, presidida por él, que consideró que el decreto parte de un diagnóstico insatisfactorio de las causas que motivan la emergencia económica, señala el texto. 

Las objeciones del informe presentado ante la plenaria de la AN, previo a la votación, objetó las acciones del Ejecutivo para atender con antelación la caída de los precios del petróleo que degeneró en consecuencias innecesariamente duras sobre el país. 

Guerra consideró que la situación económica del país es consecuencia, ente otras cuestiones, del sistema de precios rígidos y el régimen de cambios múltiples, empleados por el Ejecutivo. 

Oficialistas

El jefe de la bancada oficialista, el diputado Héctor Rodríguez, lamentó la decisión del Parlamento, y en su intervención aseguró que esta fue tomada como un cálculo político que busca presionar la salida del presidente Maduro del poder. 

Ya ustedes tenían una decisión política tomada, yo no creo que sea tiempo de cálculos políticos, es el tiempo de responsabilidad política, dijo Rodríguez. (EFE)




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.