COMPARTE


Brasil tiene tres medallas de bronce en baloncesto masculino. (Foto EFE)

EFE

La presión que vivieron los jugadores de fútbol brasileños en el Mundial, por ser los anfitriones, es difícil compararla con otro deporte, pero por lo menos para el baloncesto debe servir de lección de cara a los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro 2016.

“El fútbol es otro universo, incluso otro universo socialmente hablando, distinto a todos los demás deportes”, dijo a Efe Rubén Magnano, el argentino director técnico de la selección de baloncesto que será local en Río de Janeiro 2016.

La goleada de Alemania por 7-1 a Brasil en Belo Horizonte por las semifinales del Mundial 2014 reabrió, incluso para deportes con menos exposición popular como el baloncesto, la discusión sobre la presión y cómo poder administrarla para evitar ser víctima de ella.

“Siempre cambio la palabra presión por la palabra desafío. Los conductores de un equipo tenemos que ser inteligentes para sacar la presión de los que juegan el deporte. Jugar de local no es fácil, pero yo siempre prefiero jugar de local. Y Brasil siempre tiene mucho apoyo de la hinchada”, sostuvo Magnano.

Y abundó: “Ser local en los Juegos de 2016 pasa por la inteligencia de todas las patas de la estructura, lo que yo llamo de inteligencia invisible. El grupo tiene que tener el foco el 100% y ser inteligente es no cambiar el foco”.

El contrato de Magnano, quien asumió en 2010, va hasta el final de los Juegos Olímpicos de Río 2016.

El próximo mes conducirá a Brasil en el Mundial España 2014 y luego comenzará la cuenta regresiva para Río. Brasil tiene tres medallas de bronce en baloncesto masculino obtenidas en Londres 1948, Roma 1960 y Tokio 1964.

Los jugadores más experimentados que estuvieron en la presentación del equipo que jugará el Mundial de España también se refirieron al ‘shock’ causado por la derrota 1-7 frente a los alemanes.

“Se puede aprender sobre esto, aunque no lo sintamos en la piel como lo sintieron los futbolistas. Y es importante saber que aunque se juegue en casa debes estar concentrado, no te puedes despistar ni un sólo momento”, dijo el capitán Marcelinho Huertas, del Barcelona.

Marcelinho explicó a Efe que “así como en el fútbol” Alemania metió cuatro goles en cinco minutos “y cambió el rumbo de una semifinal, en baloncesto despistarse puede ser fatal, porque todo se define en detalles, cada movimiento se juega muchísimo”.

Para Tiago Splitter, pivote del campeón de la NBA San Antonio Spurs, una derrota del tamaño de la de Brasil ante Alemania jugando como local siempre es motivo para que se diga que se evaluarán las políticas deportivas.

“Espero que le den mayor atención a los proyectos y que esto no sea porque Brasil perdió el Mundial. Se dice que la gente después de la derrota piensa en otros deportes, pero espero que se ayude al deporte en general, al baloncesto, a todos, para que el país tenga mayor estructura”, respondió.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.