COMPARTE

Dayrí Blanco

Ya no queda nada. Hasta el olor del dulce recién horneado se
fue. La crisis acabó con 56 años de tradición en la Pastelería Carabobo que
cerró sus puertas al quedarse sin insumos. Los proveedores no reciben los
dólares necesarios para la importación de los materiales, y comprarlos con sus
propios recursos en el mercado paralelo sería insostenible.

Todo está ordenado. Las bandejas apiladas, los estantes
limpios y la cocina con cada implemento en su lugar, como esperando la llegada
de un cargamento de mercancía que reanude las actividades y traiga de vuelta a
los 20 trabajadores que fueron enviados de vacaciones forzosas, cuya situación
es uno de los aspectos que más le preocupa a Aldino Belley, propietario del
negocio.

Los ingredientes que se requieren en la pastelería son
importados en su totalidad. La mayoría proviene de Chile, Italia y Estados
Unidos. Desde hace tres años comenzó la falla en el suministro y fue la primera
amenaza de cierre que no se concretó con la regularización de los despachos
pero en menor cantidad y a un precio más elevado.

Belley relató que no cuenta con inventario de nada. No hay
margarina, manteca, mantequilla, azúcar, harina de trigo, chocolate, nueces,
avellanas ni almendras. Tampoco tiene los tradicionales caramelos que solía
regalarles a los niños que visitaban el local. Lo último que recibió de
mantequilla lo pagó en mil bolívares el kilo más cinco mil que tuvo que
cancelarle al proveedor para poder concretar el negocio. Y el resto de los insumos
aumentaron en los últimos meses en 600%.

Todos los trámites posibles para la compra de materia prima
se están realizando. Pero hasta ahora no se ha tenido suerte. Ni la petición de
préstamos a negocios similares ha funcionado. Hasta el 15 de agosto esperará
Aldino Belley para tomar la decisión definitiva de cierre de la pastelería. “No
quisiera hacerlo. 20 personas dependen de este negocio y es lo único que yo sé
hacer”, expresó el italiano con 60 años radicado en Venezuela.

 

Los proveedores no tienen nada qué ofrecer. (Foto Carlos
Andrés Pérez)

 




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.