COMPARTE

Marianela Ágreda Armas

Miembros del Movimiento Popular para la Vivienda Nuestra Esperanza tomaron de forma simbólica más de 20 hectáreas de un terreno ocioso en el norte de Maracay y alegaron que la Misión Vivienda no le da respuesta a la alta demanda de un techo digno que hay en Aragua. 

Desde la madrugada de este lunes las familias se apostaron en los terrenos por los cuales luchan desde hace más de un año, pues aseguran que su propietaria, Alicia Sindoni, está en total disposición de donar los 20 mil 589 metros de terreno pero pide a cambio el permiso del Ejecutivo y la Alcaldía de Girardot para construir también un centro comercial en sus espacios. Este martes se mantenían en el lugar los manifestantes. 

La vocera del movimiento, Alejandra Lubo, indicó que son 300 familias comprometidas con el proceso revolucionario a quienes hasta ahora no se les toma en cuenta y que han agotado todas las instancias gubernamentales. Aseguró que todos viven alquilados o arrimados en casa de familiares y que hay casas donde deben convivir diez familias porque no hay respuesta en torno a la entrega de viviendas. 

“Es triste y lamentable que personas no necesitadas de viviendas o que no apoyan el proceso revolucionario son favorecidas y beneficiadas por la Misión Vivienda y a quienes realmente estamos en condiciones críticas no se nos toma en cuenta”. 

Las familias aseguraron que permanecerán en el lugar hasta que el gobierno de Aragua les responda sobre la entrega de ese terreno o de viviendas en otro lugar de la entidad. 




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.