COMPARTE

 

 

Luis Alejandro
Borrero | lborrero@el-carabobeno.com

 

El estruendo de un vagón cargado de progreso debería aturdir
a los vecinos de San Juan Bautista. Pero no es así. La comunidad en Mariara
espera desde hace más de una década la construcción del tramo Puerto Cabello –
La Encrucijada, como parte del Sistema Ferroviario Nacional (SFN). Las vías
construidas a 55 metros del caserío no llevan a ningún lugar.

23 de mayo de 2010. Desde adentro del túnel se escuchaba la
voz del Presidente. No iba en tren, sino en un vehículo Tiuna. Hugo Chávez
celebraba los 11 años de su programa dominical, desde el terraplén adyacente a
uno de los 15 túneles del tramo de 128,8 kilómetros de largo de
ferrocarril. 

— ¡Por aquí va a pasar el ferrocarril! Por ahí viene el
tren, como dijo Santos Luzardo, citó Chávez entre risas.

En el vehículo iba manejando acompañado de ingenieros,
camarógrafos y personal de seguridad. Se volteó e hizo una pregunta a Franklin
Pérez Colina, para entonces presidente del Instituto de Ferrocarriles del
Estado (IFE).

— Pérez Colina, dime la fecha en la que por aquí vamos a
pasar “fondeados” en el tren.

— Previsto para finales de 2013, mi comandante en Jefe,
respondió el funcionario.

— ¡Previsto!… No, tiene que…

— Con todo, sistema eléctrico integrado, interrumpió Colina.

— Parece largo ese tiempo, finales de 2013, remarcó Chávez.

— Pero eso va a tener todo el desarrollo endógeno que se
requiere. Las comunidades y viviendas dignas.

— Me parece largo, te repito, ese tiempo. Esto hay que
apurarlo. Yo tengo ahorita una campaña contra las obras morrocoy. Mandé a hacer
un morrocoy de oro porque voy a empezar a darlo a las obras más lentas. Espero
que no se lo gane el ferrocarril.

Chávez murió y sus ojos no pudieron ver consumada la promesa
que le hicieron los funcionarios que él eligió. Las nuevas proyecciones
oficiales de culminación del tramo Puerto Cabello-La Encrucijada fijan fecha
para el 31 de diciembre de 2017, según archivos a los que El Carabobeño tuvo
acceso.

La memoria y cuenta del Ministerio de Transporte Terrestre y
Obras Públicas (MTT) revela que en 2014 se aprobaron cinco mil 385 millones 979
mil 860 bolívares al proyecto. El porcentaje de avance financiero fue de 65%, o
lo que es igual a tres mil 500 millones 886 mil 909 bolívares. Significa que
los recursos y las contrataciones estuvieron disponibles.

Pero el avance físico de la obra fue de 0% en 2014. No
progresó nada, pese a que se ejecutó más de la mitad de los recursos asignados.
El Carabobeño ha demostrado que desde el inicio de la obra en 2002 hasta 2013
solo se construyó el 38% del tramo. En el 2014 solo se suman dos puntos
porcentuales a la meta: 40% totaliza la obra.

92,23% de los recursos en 2014 provenían del Fondo Nacional
para el Desarrollo (Fonden). Solo 418 millones 283 mil 933 bolívares se
obtuvieron a través de la Ley Especial de Endeudamiento (LEEA). 

 

El Troudi:
¿Eficiencia o nada?

Pese a que tiene fama de ministro eficiente, Haiman El
Troudi no pudo concretar el ferrocarril. Durante su último año como titular de
Transporte no se completó ninguna de las obras de envergadura que se
planificaron, muestra la memoria y cuenta presentada y firmada por él.

Construcción y mejoras de vías urbanas (12,31%);
construcción y mejoras de autopistas (11%); carreteras (54%); conservación y
mantenimiento de carreteras (34%); puentes (38%) y túneles (9%). Ningún gran
proyecto se culminó. El Troudi promedió durante su último año en el gabinete un
26,38% de terminación de obras.

 

Perspectivas oscuras

En la ley de presupuesto 2016 no hay asignaciones para el
IFE, reveló la diputada y representante de la comisión de finanzas de la
Asamblea Nacional, Vestalia Sampedro. “Todo lo que se muestra son recursos
asignados al Ministerio de Transporte para la realización de obras en el tramo
Puerto Cabello – La Encrucijada”.

— ¿Qué tipo de obras?

— Cajones, empalmes con la Autopista Regional del Centro.
Obras de envergadura.

— ¿Pero nada para el
tramo ferroviario en sí?

— La información que tenemos es que no.

La cuenta 2014 del IFE revela que los recursos asignados vía
Ley Especial de Endeudamiento (LEEA) no se materializaron. Se tuvo que
transferir recursos para la obra de los excedentes de 2013 del IFE y créditos
adicionales. “Aquí no solo hablamos de corrupción, sino de atraso y problemas
para las comunidades que afecta el ferrocarril”.

— ¿Por qué si se
ejecutan más de la mitad de los recursos no avanza la obra?

— Se hacen las contrataciones, se paga, pero no se trabaja.

El IFE reseña que hubo problemas de contratación colectiva
con los trabajadores del tramo —más de cinco mil, según la memoria—. Durante el
año no se le pagó a las empresas contratistas, por lo que se paralizó la obra,
aunque Chávez en 2010 ordenó que no se congelaran los trabajos. “Ustedes no se
preocupen que este Gobierno paga”, le dijo a los empresarios.

— Y al menos en 2014 uno pasaba por la autopista y se veían
pequeños grupos trabajando. En 2015 ha sido mucho menos, concluye Sampedro.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.