COMPARTE


Son 19 conversaciones sobre vidas de interés público. (Foto Cortesía)

Para el escritor venezolano Leonardo Padrón, los libros son una ventana a personajes que cada vez podemos ver menos en los medios de comunicación, son un resguardo de algo que se nos va de las manos. A su juicio, la entrevista como género ha adquirido un rango de documento histórico.

Durante la programación de la 15° Feria Internacional del Libro de la Universidad de Carabobo, que se realiza en el centro comercial Metrópolis, Padrón conversó con los asistentes sobre su sexta entrega de la colección Los Imposibles de Editorial Planeta.

En el salón Eugenio Montejo se dio cita para hablar de lo que piensa cuando utiliza la narrativa como su mejor arma para plasmar un mensaje reflexivo a través de la entrevista. “Es un género periodístico extraordinario que nos deja con inquietudes y preguntas de saber más de lo dicho”.

Esta obra está conformada por anécdotas humorísticas con figuras destacadas de diversas profesiones. Son 19 conversaciones sobre vidas de interés público que dan sentido a las palabras con su pasión por el oficio como máxima expresión.

Entre los entrevistados destacan el humorista Emilio Lovera, el periodista Ismael Cala, el locutor Luis Chataing, la periodista Valentina Quintero, el dramaturgo y cineasta Román Chalbaud, el actor Miguel Ángel Landa, el cantante Yordano y el ex candidato presidencial y actual gobernador de Miranda, Henrique Capriles Radonski.

De 120 entrevistados, 65 son venezolanos, los cuales están plasmados en seis entregas, en las que Padrón aborda a personajes “que se escribieron ellos mismos”. Entre su propósito, resalta ir directo hacia la verdad de lo que ha sido la vida de cada uno de los famosos que componen su obra.

La primera historia es del poeta más importante del país, Rafael Cadenas, la que consideró como la más complicada de abordar por la complejidad del personaje, y porque además tuvo una duración de tres horas; seguida de la del humorista Emilio Lovera, con una vida reveladora que poco encaja en el perfil de un cómico, con inicios difíciles que lo llevaron a convertirse en un ilustre de la risa como medio de expresión.

Las conversaciones al borde de un micrófono, son una ventana a ilustres personajes de la palestra pública que “cada vez podemos visualizar menos en los medios de comunicación”.

Padrón define al libro como un dibujo de vidas a cuatro manos. Su título hace referencia a lo imposible que resulta abordar a mencionadas personas con una agenda atareada, lo cual representa un trabajo arduo para realizar el intercambio de ideas.

Prensa Filuc



Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.