COMPARTE


La descapitalización sería un hecho inminente. (Foto Archivo/El Carabobeño)

Dayrí Blanco

Las consecuencias se están haciendo sentir. A nueve meses de su promulgación, la Ley de Precios Justos, con sus vacíos jurídicos, está encaminando a las empresas hacia su descapitalización, al no reconocer como parte de la estructura de costos los gastos financieros que se hacen por endeudamiento bancario. Es un rumbo directo a la quiebra que se ha reflejado en el trabajo a pérdida que están realizando.

Es una realidad que reseñó Orlando Chirivella, director de la Escuela de Economía de la Universidad de Carabobo (UC), al explicar que para las compañías es necesario endeudarse para reponer sus activos productivos, ampliar su capacidad instalada, y sustituir tecnología vieja por nueva. En Venezuela existe una particularidad que las tasas de interés son de las más altas de América. Eso hace que los gastos financieros se eleven, pero es un factor que no puede ser incluido en la fijación del precio de venta.

Si estamos en presencia de una empresa que tiene productos regulados, la descapitalización sería un hecho inminente. También puede darse el caso de otras que financieramente no tengan suficiente flujo de caja para mantenerse a puertas abiertas.

””




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.