COMPARTE


La historia del mexicano Carlos Slim, tercer hombre más rico del mundo, forma parte del libro. (Foto Cortesía)

EFE

Desde el mexicano Carlos Slim, el tercer hombre más rico del mundo, hasta la familia peruana Añaños, que popularizó la bebida Kola Real en América Latina, el libro “Inspiradores latinoamericanos” recoge catorce testimonios de empresarios “vocacionales” hechos a sí mismos en contextos humildes.

Estos emprendedores no conocen el “no se puede”, aseguró a Efe el autor del libro, el uruguayo Alexis Jano, para quien estas historias arrojan importantes pautas de trabajo y enfatizan “la firmeza de claros líderes en sus áreas de acción”.

El escritor explicó que uno de los criterios que empleó para seleccionar el perfil de los entrevistados, aparte de su influencia y éxito como empresarios, fue que sus antepasados hubieran partido de situaciones muy complejas.

En este contexto se enmarcó el relato del colombiano Germán Efromovich, presidente de la junta directiva de la aerolínea Avianca, cuyos abuelos fueron asesinados en Polonia por los nazis, de los que su padre logró escapar corriendo por los bosques hasta llegar a la Unión Soviética.

Otra historia de inicios críticos es la del padre de Slim, quien desembarcó en México sin hablar español y sin equipaje, procedente del Líbano para probar suerte en el continente americano.

“Ahí comienza la verdadera historia, no económica, sino la visión del inmigrante que lo único que encuentra son oportunidades luego de haber pasado por situaciones muy adversas”, relató Jano, quien tuvo que insistir varios meses hasta poder contactar personalmente con el poseedor de la mayor fortuna de América Latina.

Slim, cuyo patrimonio está valorado en unos 74.400 millones de dólares, sostiene que “el empresario es un creador de riqueza que la administra temporalmente”, destacó Jano, a quien sorprendió la vocación y pasión del mexicano manifestadas durante su charla.

“¿Qué es lo que motiva un pintor a pintar? El talento y la pasión por lo que hace. ¿Qué es lo que motiva a un músico a componer, a un arquitecto a diseñar, a un ingeniero a construir? ¿Qué lo motiva a usted a escribir este libro? ¿Es el dinero? ¡No!”, espetó el multimillonario empresario al autor.

El testimonio de Slim comparte el espíritu de superación con las biografías del resto de los entrevistados, caracterizadas porque “parten de situaciones complejas y las revierten en función de sus convicciones”, afirmó Jano.

La familia Añaños de Perú comercializó la bebida Kola Real en un complejo marco político y social y logró consolidarla en el mercado latinoamericano, mientras que el ecuatoriano Luis Bakker creó Pronaca, referente de la industria alimentaria de su país, a partir de una carta de su padre, en la que redactó las bases del negocio.

Así, Jano argumentó las razones que hacen que cada una de las entrevistas sea un relato de confesiones y anécdotas igual de inspirador que el anterior.

Por otra parte, cercioró que todos tienen en común el haber sorteado “avatares económicos y políticos que han influido en América Latina”, tales como devaluaciones de la moneda e incertidumbres económicas y políticas.

“Quizás en otros países estos aspectos durante extensos períodos no eran una variable para el empresariado”, pero “hoy las realidades internacionales han cambiado” y el empresario latinoamericano “cuenta con una larga escuela de incertidumbres”, señaló el autor como fortaleza de estos líderes frente al entorno globalizado.

Pensar diferente, emprender desafíos, atreverse a asumir riesgos y a tomar decisiones son parte de las enseñanzas que Jano pretende transmitir al publicar sus conversaciones con estos exitosos empresarios.

Emprender implica “ganas de superarse, no tener dependencia de terceros, y arriesgar en forma permanente”, añadió.

Ejemplificó esta continua disposición a enfrentar nuevos retos en la perseverancia de su compatriota Orlando Dovat, presidente de Zonamerica en Uruguay, quien inició a emprender a los 45 años un nuevo negocio, lo que deja el mensaje de que “no hay edad para comenzar a desarrollar nuevos desafíos”.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.