COMPARTE


Las multas para los infractores de la nueva normativa serán de 24 euros. (Foto Archivo)

EFE

Lisboa puso la primera piedra para bajar sus emisiones con la restricción de los vehículos antiguos, cuya meta es cumplir con los límites de contaminación de la UE, dijo a Efe Tiago Farias, director de Movilidad y Transporte de la capital.

Con la nueva normativa municipal, la mayoría de coches con más de 15 años -se estima que en torno al 20 % de los que transitan por la urbe- no podrán circular a partir de hoy por las calles más céntricas de Lisboa, incluidas las del barrio histórico de la Baixa y la avenida da Liberdade, la arteria comercial más cara.

Las multas para los infractores de la nueva normativa, que se aplicará los días laborables de 7 a 21 horas, serán de 24 euros.

La norma responde a las demandas de la UE, después de que la Comisión Europea (CE) llevase en el 2012 a Portugal ante los tribunales comunitarios por sus altos niveles de contaminación y alertase el otoño pasado con volver a hacerlo si no se tomaban más medidas.

Lisboa, de este modo, se une a otras capitales europeas que han aplicado medidas similares para disminuir la contaminación, como la aplicación de tasas en Londres, las zonas restringidas en Roma o el veto alterno -según el número de matrícula- en París.

Según Farias, después de varios años de descenso de los niveles de emisiones, el Ayuntamiento de Lisboa ya prevé cumplir en el 2015 con los valores máximos fijados por la UE, una asignatura pendiente desde hace tiempo.

Farias, no obstante, matizó que la reducción también “depende de factores que no son solo los vehículos, como la meteorología”, pues el tiempo seco agrava los niveles de contaminación.

La tercera fase de la Zona de Emisiones Reducidas (ZER) prohibirá que los vehículos fabricados antes del año 2000 circulen por la principal arteria de la capital portuguesa, la avenida da Liberdade, y por las calles del emblemático barrio de la Baixa (zona 1), para cumplir con la norma de emisiones Euro 3.

En la lujosa avenida da Liberdade, los niveles de emisiones fijados por Bruselas se sobrepasaron durante 75 días en el 2012, mientras que el máximo permitido son 35, lo que la convierte en uno de los puntos más contaminados de la ciudad.

Conseguir los 35 días fijados como máximo anual solo será posible si se cumplen las expectativas del Ayuntamiento de evitar un 22 % de las emisiones de dióxido de carbono en la tercera fase de la ZER.

“Las plantas del bulevar quedan negras por el humo de los coches y nuestras mesas también, las limpiamos y a los cinco minutos están sucias otra vez”, afirmó a Efe Frederico Noronha, trabajador de una de las terrazas de la avenida, muy frecuentadas por los turistas.

Para Noronha, la ZER reducirá el tráfico y la contaminación, lo que considera positivo para los trabajadores de la zona.

También será punible la circulación en un área mucho mayor, que abarca casi todos los barrios del centro de la ciudad (zona 2), para la mayoría de los vehículos fabricados antes del año 1996, de acuerdo con la norma de emisiones Euro 2.

Aunque la nueva ley no incluye los coches de residentes, las motocicletas, los vehículos históricos o de emergencia y los de las fuerzas de seguridad, se calcula que más de 100.000 conductores se verán afectados por la medida.

Según datos de 2013 del Instituto de Estadística portugués, de los cerca de 4,3 millones de vehículos ligeros que circulan en el país (más del 20 % de los cuales lo hacen por el distrito de Lisboa), unos 2,6 millones tienen más de 10 años de edad y la edad media de estos supera los 15 años.

La tercera fase de la Zona de Emisiones Reducidas se implantará de forma más gradual para los taxistas, para que puedan adaptar sus vehículos a las nuevas condiciones.

“Todavía hay muchos vehículos muy antiguos, con problemas de seguridad y contaminantes, y creo que la flota debe ser renovada lo más posible”, opinó el taxista Nuno Picado, favorable a la medida.

Sin embargo, desde la aprobación de la medida por el ayuntamiento el pasado otoño, algunas asociaciones de automovilistas han manifestado en medios lusos que es “pura demagogia” y demuestra “desconocimiento del parque automovilístico”.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.





Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.