COMPARTE

Luisa Quintero |
lquintero@el-carabobeno.com

 

Suspender la atención médica o el expendio de medicinas por
la falta de electricidad es una constaste desde hace varios días para locales
de salud en Valencia. El Plan de Administración de Carga, que aplica la
Corporación Eléctrica Nacional, ha impedido a los establecimientos ofrecer
servicios completos al paciente.

Doris Conte labora en una farmacia de Los Guayos. Desde el
jueves de la semana pasada sufrieron interrupciones eléctricas por largas
horas, lo que ocasionó que el despacho de medicamentos se redujera solo a
pacientes con efectivo. Todavía el lunes no contaba con punto de venta para
satisfacer la demanda. De trabajar hasta las 9 p.m, se vio obligada a cerrar la
las 6 p.m para garantizar su seguridad.

En el consultorio donde ofrece servicios de odontología Hugo
Basquet, los cortes eléctricos ya son costumbre. Desde hace meses sufren
interrupciones del servicio. Reprogramar las citas y acumular el trabajo,
ocasiona las molestias del paciente. El servicio de luz se interrumpe por lo
menos dos veces a la semana.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.