COMPARTE
La mirada de Jorgito cambió de repente. Lo hizo cuando su mirada se encontró de frente con los colores llamativos y brillantes de los Reyes Magos. Su paso se apuró. Dejó atrás el aburrimiento y el pesar de tener que acompañar a su mamá al banco en pleno centro de Valencia al ver tal escena. Ahí estaban Melchor, Gaspar y Baltasar, en la plaza Bolívar, entregando los juguetes que recibían en calidad de donación. 

Es una tradición casi extinguida en los hogares del país, pero que el grupo cultural y conservacionista Tabare se niega a dejar de llevarla a diferentes zonas de la ciudad cada 6 de enero desde hace 35 años. A las 10:00 a.m. llegaron puntuales Rafael Pineda (Baltasar), Jesús Perdomo (Gaspar); y Moisés Argenis Pineda (Melchor). “Nos atrevemos a llevar alegría sin ningún tipo de interés. Esta es una fiesta para dar”, dijo Rafael Pineda. 

No eran muchos los juguetes. Los que les iban dando ellos los entregaban al azar. “Los niños se emocionan solo con vernos, el regalo es un agregado”.  

Fue un día movido para estos Reyes Magos. La actividad se replicó posteriormente en La Pastora, San Blas en la plaza La Glorieta, el terminal viejo, Los Guayos, Candelaria, El Calvario y La Guacamaya. 

Durante el Ángelus por la fiesta de la Epifanía del Señor, el papa Francisco afirmó que los Reyes Magos enseñan a reconocer la majestad en la humildad(DB) 




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.