COMPARTE


(Foto AFP)

EFE

La rampa de presentación de la salida simbólica de la 36º edición del Dakar frente a la Casa Rosada de Buenos Aires fue una pasarela, donde los principales candidatos en las cuatro categorías dejaron sus últimas palabras antes del pistoletazo inicial.

Entre los autos, uno de los primeros en desfilar fue el campeón defensor, el español Nani Roma, del equipo Mini, que declaró: “Cuando conseguí el título en motos me pasé directamente a los coches y no tuve oportunidad de defender mi título. Es un reto que me motiva mucho y estoy preparado para ser el rival a batir”, enfatizó el catalán.

El francés Stephane Peterhansel, del Peugeot, expresó: “Tengo mucha experiencia y confianza en mis capacidades y además espero esa cuota necesaria de suerte para esta nueva edición”.

Del equipo Mini, el argentino ‘Orly’ Terranova ratificó su buena preparación: “Nos hemos preparado mucho para este Dakar; ahora se termina la ansiedad y, por suerte, ahora es tiempo de correr”.

El español Carlos Sainz, también representante de la marca del León, reflexionó sobre la euforia que despierta en el público argentino: “Me encanta sentirme tan querido y espero poder responder a las expectativas. Vengo a esta edición para ganar porque sino ni hubiera venido”.

El tercer integrante de Peugeot, el francés Cyril Despres, que dejó las motos para pasar esta edición a los autos, declaró sobre esta decisión que “es un cambio importante y una apuesta fuerte para este Dakar”.

En motos el campeón defensor será el español Marc Coma con el equipo KTM, que en la explanada agregó: “Se nos presenta un Dakar complicado, todos quieren ganar y solamente gana uno, intentaremos hacer una buena carrera”.

“Seguro que si llegamos a la parte decisiva sin haber cometido errores probablemente estaremos luchando por la victoria; espero que así sea”, completó.

Su principal contrincante será su compatriota Joan Barreda, con Honda: “Se presenta el Dakar con muchas ganas y mucha ilusión después de un año trabajando. Ahora llega el momento de mostrar todo ese trabajo. Tendremos que contentarnos con las ganas porque sabemos que son quince días de competición, pero estoy muy motivado”.

El francés Olivier Pain, que corre con Yamaha, señaló: “Como en 2009, el entusiasmo de la gente de Buenos Aires nos contagia para afrontar este gran desafío en un recorrido que será intenso”.

La catalana Laila Sainz sostuvo que intentará hacer algo parecido a lo del año pasado. “Ya con muchas ganas de ver cómo va. Es una emoción muy grande estar aquí en Buenos Aires, la gente se vuelve loca. Es muy agradable y con muchas ganas de volver siempre”.

Entre los cuadriciclos, el chileno Ignacio Casale comenzará como máximo favorito y último ganador de la edición anterior: “Estoy muy contento porque primera vez ocupamos el 250, que es el número uno en quads. Quiero hacer una carrera linda y revalidar el título”.

El uruguayo Sergio Lafuente, del equipo Yamaha, en su cuarta participación indicó: “Espero tener un gran Dakar y poder ser protagonista hasta las últimas etapas”.

El ruso Andrey Karginov, defensor del título en camiones con el equipo Kamaz, dejó su reflexión: “Llegamos con la ilusión de repetir el triunfo y estamos preparados”.

Mientras que el holandés Gerard De Rooy, representante del equipo Iveco, ganador en 2012 y segundo en la última edición, replicó: “Nosotros hicimos todos los deberes para poder ser los número uno”.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.