COMPARTE

AFP

El equipo de fútbol inglés del Chelsea anunció este jueves la salida del entrenador portugués José Mourinho de “mutuo acuerdo”, y a causa de los malos resultados, poco después de que la adelantaran medios británicos.

“José y la directiva coinciden en que los resultados no han sido suficientemente buenos esta temporada y creen que es mejor tomar caminos separados por el interés de ambas partes”, afirmó el club en un comunicado.

“Todos en el Chelsea dan las gracias a José por su inmensa contribución desde que regresó como entrenador en el verano de 2013”, agrega el comunicado.

“El club quiere dejar claro que José nos deja en buenos términos y seguirá siendo siempre un figura querida, respetada e importante en el Chelsea”. 

En sus dos periodos como entrenador del club londinense, Mourinho le dio al equipo tres ligas, una copa y tres copas de la liga.

El entrenador de 52 años cayó tres días después de la derrota en el campo del Leicester por 2-1 y sólo unos meses después de ganar la liga.

Tras esa derrota, Mourinho acusó a los jugadores de haberle “traicionado”: “siento que mi trabajo ha sido traicionado”, sentenció tras el desastroso partido de los suyos.

“Trabajé cuatro días en este partido y preparé todo lo relacionado con los rivales. Identifiqué cuatro movimientos que usan para marcar casi todos sus goles y en dos de esas situaciones que identifiqué ellos marcaron sus goles”, lamentó.

Entre los relevos de emergencia, se ha citado estos días al español Juande Ramos, exentrenador del Tottenham y el Real Madrid, el británico Brendan Rodgers, que fue destituido del Liverpool esta temporada, y el holandés Guus Hiddink.

A largo plazo, sin embargo, el objetivo del Chelsea será seguramente el español Josep Guardiola, si finalmente abandona el Bayern de Munich alemán. 

– Divorciado del vestuario –

Campeón de la liga la temporada pasada, el Chelsea ha perdido 9 de sus 16 partidos de liga esta temporada. En cambio, sigue vivo en la Copa de Inglaterra y la Champions League.

Medios británicos estimaron esta semana que el propietario del Chelsea, el multimillonario ruso Roman Abramovich, tendría que pagar entre 10 millones de libras (15 de dólares, 13,7 de euros) y 40 para despedir a Mourinho por segunda vez, tras su salida del club en 2007.

El portugués firmó un nuevo contrato de cuatro temporadas en agosto, y en octubre recibió el respaldo de la directiva, cuando la situación empezó a ser mala y se alejaban las opciones de ganar la liga. En estos momentos, el equipo está a 20 puntos del primero, el Leicester.

El Chelsea recibe el sábado al Sunderland, antepenúltimo clasificado, y los medios daban por sentado que el divorcio entre los jugadores y el entrenador había superado el punto de no retorno.

El centrocampista español Cesc Fábregas, uno de los señalados veladamente por Mourinho en sus quejas del lunes, dijo, antes de conocerse el despido, que los jugadores son los responsables de sacar al equipo adelante.

“Tenemos que asumir la responsabilidad”, dijo Fábregas en una entrevista en Facebook. “Si eres un gran jugador, y se te paga como a un gran jugador, tienes que jugar y actuar como un gran jugador”.

“Podemos recuperarnos. 100%. Hay tiempo suficiente para lograrlo, pero tenemos que empezar ahora”.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.