“Tenemos la obligación de trabajar juntos”. (Foto AFP)

dpa

Los republicanos avanzan hacia la conquista de la mayoría del Senado de los Estados Unidos al haber ganado ya cinco de los seis nuevos puestos que necesitan en las elecciones legislativas de hoy.

Los triunfos en West Virginia, Arkansas, Dakota del Sur, Montana y Colorado, según las proyecciones de los canales de televisión, permiten a los republicanos acercarse al mínimo de 51 escaños necesarios para controlar la cámara alta, ahora dominada por los demócratas y que hoy renovaba a un tercio de sus miembros.

Virginia, feudo tradicional demócrata, podría también terminar en manos del bando rival. En Luisiana ninguno de los candidatos alcanzó el 50 por ciento, por lo que habrá una nueva votación el 6 de diciembre.

Como se preveía, los republicanos confirmaron su dominio en la Cámara de Representantes que dominan desde 2010 y que hoy renovaba sus 435 puestos. Si se hacen con el mando del Senado, controlarían todo el Congreso y podrían bloquear definitivamente la agenda del presidente, el demócrata Barack Obama.

El líder de los republicanos en el Senado, Mitch McConnell, defendió hoy su puesto en el estado de Kentucky al superar a su rival demócrata Alison Lundergan Grimes. En caso de que su partido arrebate a los demócratas el Senado, el veterano político sería seguramente el líder de la nueva mayoría.

“Tenemos la obligación de trabajar juntos. Sólo porque tengamos un sistema bipartidista no quiere decir que debamos estar en un perpetuo conflicto”, pidió McConnell.

El republicano, sin embargo, aventura también nuevas disputas tras dos años de parálisis en Washington por el enfrentamiento entre los dos partidos. “No espero que el presidente se levante mañana y vea el mundo de forma diferente y él sabe que yo tampoco”, dijo McConnell, uno de los grandes rivales de Obama, pero también uno de los más propensos al consenso en el Senado.

Un avance de las posibles dificultades lo dio Mitt Romney, candidato republicano a las presidenciales de 2012 ganadas por Obama: “Su agenda nos ha hecho un gran daño tanto dentro como fuera del país”.

Muchos antes de que se cerraran los resultados, el gobierno ya anunció que Obama invitó a la Casa Blanca el viernes a los líderes de ambos partidos en las dos cámaras.

En las elecciones a gobernador en 36 estados destaca la cerrada pelea en Florida entre el republicano Rick Scott, que busca renovar mandato, y el demócrata Charlie Crist.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.