COMPARTE


Lamentó que el parque industrial más importante de Venezuela se haya convertido en un cementerio de empresas. (Foto Archivo)

Dayrí Blanco

Jesús “Chuo” Torrealba, secretario ejecutivo de la Mesa de la Unidad Democrática, constató lo que a diario lee en la presa. Valencia es una ciudad con una altísima demanda social. Como exagerada y grave calificó la crisis que atraviesa la región. Le bastó la gira de dos días que realizó en el estado para llegar a esa lamentable conclusión y afianzar aún más su idea de tener una gran victoria popular por encima del 60% en las elecciones parlamentarias de 2015.

Torrealba dijo que a él nadie lo pueden engañar en cuanto a la realidad que viven comunidades populares de la ciudad. Él vivió durante su niñez en la parroquia Miguel Peña y estudió en la escuela Monseñor Bellera Arocha, ubicada también al sur de Valencia. “Cada valenciano cuando abre el grifo para cepillarse los dientes no sabe si se está lavando o infectando. No hay nada más parecido a un opositor en el barrio que un chavista en el barrio, porque ambos padecen la inseguridad, el desempleo, la falta de alimentos y de medicinas”.

Lamentó que el parque industrial más importante de Venezuela se haya convertido en un cementerio de empresas, una situación que no solo afecta a las ensambladoras de vehículos, sino a todas las compañías de la región. Por eso planteó que al Gobierno no se le pueden pedir cambios. “Se debe cambiar de gobierno”.

Durante su participación en el foro “Retos de la Unidad”, Torrealba aseguró que existe un excelente clima entre los partidos que conforman la alianza opositora en el estado, de cara a la designación de la coordinación de la secretaría regional, y a una pronta movilización del plan de la MUD en Carabobo, para construir un saldo organizativo y de empatía para unir pueblo con pueblo.

En el evento, donde participaron representantes de Proyecto Venezuela y Voluntad Popular, siendo los grandes ausentes Acción Democrática, Copei, Primero Justicia y Cuentas Claras; el acalde de Naguanagua, Alejandro Feo La Cruz, fue el encargado de recibir al dirigente de la MUD.

Polarización es pasado

La división del país en dos bloques por rangos porcentuales de 45% y 55%, es historia del pasado, expuso Torrealba. “El 80% de los ciudadanos está descontento con el Gobierno. Uno de los principales desafíos de la MUD es ir al encuentro de los que aún están en la otra acera”.

Pero eso no será posible mientras en el seno de la organización hay separación. “Nada dividido suma. La unidad real es el primer reto de las fuerzas democráticas”, expresó y todo el auditorio del Colegio de Abogados se puso de pie para aplaudirlo.

Los constantes señalamientos que hace el gobernador Francisco Ameliach en su programa radial “Hablando de Poder”, son para Torrealba una clara intención de volver a empantanar al país en el viejo discurso politiquero de la polarización.

El coordinador nacional de la MUD señaló que están peleando por la libertad de todos los presos políticos, incluyendo a los chavistas, como los tres obreros sidoristas que fueron detenidos, judicializados en Puerto Ordaz y llevados a una cárcel en Maturín.

Por la autonomía de Miguel Peña

En contacto directo con habitantes de Miguel Peña, Torrealba lideró una asamblea de ciudadanos en la que resaltó que se trata de gente emprendedora a la que se le ha negado el derecho de vivir con la dotación básica de servicios públicos.

La idea de que esta parroquia goce de autonomía municipal es para el coordinador nacional de la MUD un tema que se debe debatir con mente abierta, tomando en consideración que en ella viven casi un millón de valencianos que deben cruzar la ciudad de sur a norte para ir a un banco, clínica o centro comercial.

En medio del acto interrumpió la dinámica de participación con integrantes de la comunidad al ver entre los asistentes a Marvinia Jiménez, agredida por una funcionaria de la Guardia del Pueblo durante las manifestaciones de febrero en La Isabelica, a quien abrazo y le dijo “muchacha, desde el fondo de mi corazón te digo cuanto te respeto y te admiro”.

Únicamente se dejaron ver en la asamblea los colores políticos amarillo y naranja representados por los partidos Proyecto Venezuela y Voluntad Popular.

El movimiento estudiantil y su dirigente Carlos Graffe acompañaron a Jesús Torrealba junto a la concejal de Valencia Judith Sukerman, la diputada al Consejo Legislativo de Carabobo Neidy Rosal, y el concejal de Naguanagua Gustavo Mercado.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.





Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.