COMPARTE


En Panamá recibió también un trato inadecuado. (Foto Archivo El Carabobeño)

La Mesa de la Unidad Democrática rechaza la deportación del embajador Milos Alcalay ocurrida el día de ayer cuando se disponía a ingresar a Managua para asistir a un evento internacional organizado por la Liga Mundial de la Libertad y Democracia al cual había sido invitado como ponente y asistían también varios dirigentes políticos de la región.

Al ingresar al aeropuerto las autoridades nicaragüenses le preguntaron el propósito de su visita y al responder que era invitado al evento sobre Libertad y Democracia, le negaron la entrada, le quitaron su pasaporte y lo pasaron a una sala con otras personas. Horas después lo subieron a un avión con destino a Panamá.

Manifestaron que en Panamá recibió también un trato inadecuado. Lo mantuvieron en un cuarto con delincuentes, le impidieron que hiciese una llamada telefónica y le obligaron a adquirir un boleto para continuar viaje a Venezuela.

Detallaron que es la segunda vez que el gobierno del Comandante Ortega impide la entrada al país a un líder político venezolano. En agosto de 2013 sin explicación alguna, al ex gobernador Henrique Salas Feo fue también expulsado de Managua.

Actuaciones como éstas sólo ocurren en países autoritarios, de poco talante democrático y crecientemente intolerantes, afirmaron.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.