COMPARTE

EFE

 La ciudadela inca de
Machu Picchu, considerada una de las nuevas siete maravillas del mundo, recibe
en promedio a un millón de visitantes al año, informaron este lunes fuentes
oficiales.

El jefe de la Dirección Desconcentrada de Cultura del Cuzco,
Ricardo Ruiz Caro, declaró a la agencia oficial Andina que las famosas ruinas
reciben un promedio de 3.300 turistas peruanos y extranjeros diarios.

Agregó que, por ese motivo, las autoridades están planteando
una serie de mecanismos para “balancear” mejor el tiempo de la visita
y descongestionar el espacio de la ciudadela.

“Queremos usar más eficientemente el tiempo, por cuanto
el estudio de capacidad de carga que ya se está culminando establece que solo
dos de las más de doce horas de arco solar que tenemos son las que se usan con
mucha intensidad”, indicó.

Ruiz Caro descartó, además, la posibilidad de establecer un
horario de visita nocturno a Machu Picchu porque, según enfatizó, se trata de
una zona natural muy sensible desde el aspecto biológico y ambiental.

“Habría que analizar si el uso nocturno alteraría
sistemas de vida. Creemos que a corto plazo no hay posibilidad de un horario
nocturno”, acotó.

El funcionario también consideró que la gran cantidad de
visitantes que recibe el monumento no es un problema, sino las condiciones de
su manejo.

“En las condiciones actuales, que no han cambiado en
cerca de 40 años, estamos muy cerca al límite de lo que es razonable recibir
para visitas turísticas. Pero entendemos que cuando (hay) un nuevo modelo de
gestión, donde el espacio turístico se multiplican, el número puede variar
sustantivamente”, indicó.

Ruiz Caro enfatizó que el alto número de visitantes genera
un importante movimiento comercial y puestos de trabajo, por lo que consideró
que “solo poner una política que limite el número de visitantes (…) para
el resto de la sociedad genera un problema de oportunidades que se
pierden”.

La semana pasada, los miembros del Comité del Patrimonio
Mundial de la Unesco acordaron en su trigésima novena reunión, celebrada en
Bonn (Alemania), aplazar hasta 2017 la evaluación sobre la inclusión de Machu
Picchu en su lista de patrimonio en peligro.

El Comité acordó enviar tres misiones a Perú en los dos
próximos años para evaluar las acciones emprendidas por las autoridades
locales, la primera de las cuales llegará en octubre próximo, la segunda se
desarrollará durante mayo de 2016 y la última en el último trimestre de ese
año.

El organismo internacional ofreció el plazo de dos años para
que las autoridades locales resuelvan una serie de observaciones presentadas en
relación a la conservación de las famosas ruinas incas.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.