COMPARTE


Los campos santos de la ciudad lucieron concurridos. (Foto Carlos Andrés Pérez)

Beatriz Rojas || Brojas@el-carabobeno.com

La mayoría de las madres decidió celebrar este domingo por lo alto, por lo que prefirieron pasar el día en casa con sus hijos y restos de sus familiares. Esto se evidenció con la ausencia de cola en buena parte de los supermercados de la ciudad.

No puede decirse que nadie fue a comprar, porque no fue así, sólo que comparativamente al resto de los días de la semana incluyendo sábado y domingo, en los supermercados no había tanta gente.

En general las madres celebraron su día con distintas actividades, dependiendo del ámbito en que se desarrollen. Por eso este domingo las iglesias tuvieron una masiva asistencia en las distintas misas que se oficiaron.

En los campos deportivos no faltaron las señoras para apoyar a sus hijos.

Los restaurantes estaban repletos de comensales, y en los parques también se observaron los grupos familiares disfrutando el día.

En el casco central de Valencia los comerciantes se desbordaron a ofrecer sus mercancías a los clientes. El Bulevar Constitución estuvo repleto de buhoneros quienes exhibían las tradicionales batas de casa, pantalones, blusas y artículos del hogar en general.

Cementerio

En el cementerio municipal de Valencia, como ya es costumbre en esta fecha, cientos de personas acudieron a rendir tributo a sus madres que ya no están en este mundo. Los visitantes tuvieron a disposición unidades de transporte en forma gratuita, para llegar a lo más alto del campo santo. Igualmente hubo puntos de hidratación donde a la gente se le obsequiaba botellas de agua.

El director de servicios públicos de la alcaldía, encargado de la organización de la jornada especial atención al público, estimó que las visitas podrían estar por el orden de las 20 mil personas.

Porteños recordaron a las madres en su día

El hecho de celebrar el Día de las Madres en los cementerios se ha convertido en una tradición para los venezolanos, donde los residentes de Puerto Cabello no escapan de esta realidad. Los camposantos de la ciudad estuvieron colmados de aquellas familias cuya mamá partió del plano terrenal.

Tanto el Cementerio Municipal como el camposanto Jardines del Recuerdo abrieron sus puertas desde muy temprano para que iniciara el desfile de personas que llegaban con flores y utensilios para regalarle “un cariño” al lugar donde descansa la persona que les dio la vida. Un ambiente de nostalgia y tranquilidad se respira mientras las familias reunidas recuerdan momentos vividos con esa persona especial.

Algunos de los presentes en el cementerio local hicieron un llamado al Instituto Municipal para la Protección del Medio Ambiente (Iamproam) para que el lugar se mantenga limpio, no solo para esta fecha, sino durante el resto del año porque muchas veces las tumbas quedan escondidas entre la maleza.

Misa en la Catedral

Mientras uno mantienen vigente una tradición otros apuntan a otra; porteños asistieron este domingo a la misa de Acción de Gracia por el Día de las Madres, presidida por Monseñor Saúl Figueroa Albornoz en la Catedral de San José. Allí elevó una oración por todas las madres, donde destacó su rol en la vida y tomó como ejemplo a la Virgen María, madre de Jesucristo.

Para las mamás presente, la diócesis les ofreció un obsequio por traer vida al mundo, recibieron una rosa roja y fueron bendecidas por el obispo al culminar la Eucaristía.

Con información de Cindy Rodríguez Terán



Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.