COMPARTE

EFE

 El presidente de
la República, Nicolás Maduro, dijo este martes que la oposición de su país quiere
tomar el poder creando el caos a través de una estrategia hecha en Estados
Unidos que se vale de grupos criminales y paramilitares para sembrar la violencia.

“Creen ellos que van a llegar al poder político sobre
el caos, la muerte y la división en Venezuela, es una estrategia que a
cualquiera le puede sonar un poco esquizofrénica, es una estrategia ‘made in
USA’, traída del exterior”, dijo Maduro durante un acto con la Guardia
Nacional Bolivariana (policía militarizada) en Caracas.

El presidente reiteró una aseveración que ha hecho en los
últimos días en la que asegura que los opositores, con la ayuda del Pentágono,
buscan crear el escenario “del enfrentamiento, del caos, de la
incertidumbre” con “la bandera de la ultraderecha” traída con
“marca imperial” para “ponerle la mano al poder”.

Señaló que por ello su Gobierno puso en marcha hace tres
semanas la llamada Operación Liberación del Pueblo (OLP), un operativo contra
la delincuencia en el país.

“El que esté conspirando contra el pueblo, conjurándose
con la maldad y la violencia para infligirle a nuestro pueblo daño, muerte, por
los distintos métodos delincuenciales, entonces ahí va (…) la OLP a la calle
a liberar, a proteger y a capturar a todos estos criminales y asesinos, esa es
la orden”, afirmó.

Aseguró que este operativo se realiza con respeto a la
Constitución, al tiempo que aclaró que lo que se busca con este plan es
garantizar “los derechos humanos de los humildes, de los trabajadores
(…) de los hombres y mujeres honestos y decentes”, que representan la
mayor parte del país.

Se van a proteger “los derechos humanos de las grandes
mayorías que son violados por estos grupos paramilitares, por estos grupos
armados, por estas bandas criminales, que han sido colocados dentro de una
estrategia, la estrategia del caos”, reiteró.

A través de la OLP, las fuerzas de seguridad han
“recuperado” de manos de delincuentes decenas de apartamentos
ubicados en los conjuntos residenciales del programa estatal Gran Misión
Vivienda Venezuela de donde las familias residentes habían sido expulsadas bajo
amenazas por grupos criminales.

Asimismo, bajo este plan, ha muerto oficialmente más de una
docena de supuestos delincuentes y han sido incautadas armas, drogas y vehículos
que habían sido robados.

La organización no gubernamental Provea ha criticado el
operativo por considerar que el sistema empleado “sugiere el uso excesivo
de la fuerza”.

La inseguridad es uno de los principales problemas en el
país y, según cálculos de la fiscal general venezolana, Luisa Ortega, la tasa
de homicidios en 2014 fue de 62 asesinatos por 100.000 habitantes, cifra que
asciende a 82 para la organización no gubernamental Observatorio Venezolano de
Violencia.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.