COMPARTE

EFE

 El jefe de Estado de
Venezuela, Nicolás Maduro, rechazó este martes lo que consideró
“declaraciones lamentables” del presidente de Guyana, David Granger,
al que volvió a señalar de ser un representante de la trasnacional petrolera
Exxon Mobil y lo calificó de “provocador”.

“Hoy ha dado unas declaraciones lamentables el
presidente David Granger, lamentables, las rechazo en todas sus partes y
seguiré tomando decisiones de Estado para rechazar, disipar, neutralizar y
derrotar esta provocación de este provocador de la Exxon Mobil David
Granger”, dijo Maduro durante un acto de ascenso de militares en Caracas.

Maduro reiteró que Granger es “un provocador” que
ha querido “insultar a Venezuela” y además busca “dividir al
Caribe”.

El presidente venezolano agradeció el apoyo de toda la
Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB) con respecto del conflicto con Guyana
y señaló que su país va a obtener “más temprano que tarde, una gran
victoria para la patria” sobre el Esequibo, territorio que Venezuela reclama
a Georgetown.

Señaló que ha tomado la “decisión absoluta” de
luchar por el respeto de Venezuela “y por el carácter venezolano de la
Guayana Esequiba”

“Voy a hacer una lucha de carácter histórico y pido
todo el apoyo del pueblo, de las familias”, indicó.

Granger condenó hoy la decisión de Maduro de llamar a
consultas a su embajadora en Georgetown, Reina Margarita Arratia, y ordenar una
“revisión integral” de las relaciones bilaterales debido al conflicto
territorial que mantienen ambos países.

“En vez de ser más amigable y conciliador aceptando el
veredicto de la Comunidad del Caribe (Caricom), (Maduro) se está comportando en
una manera que eleva tensiones y agrava las pobres relaciones entre Venezuela y
la Comunidad”, dijo Granger.

Sin embargo, en una declaración oficial difundida por la
prensa nacional dijo que no le sorprende la decisión de Maduro, porque el
rechazo de Caricom al decreto que firmó en mayo sobre las fronteras de ambos
países “aumenta el aislamiento de su Gobierno en la región”.

Maduro aseguró el lunes que Venezuela es “atacada”
a diario por su homólogo guyanés y dijo que su canciller, Carl Greenidge,
recientemente hizo unas declaraciones llenas de ofensas, desprecio y racismo
hacia su país.

“He decidido llamar a consultas a la embajadora de la
República Bolivariana de Venezuela en Guyana y reducir el tamaño y el nivel de
nuestra embajada en Guyana y he ordenado a la Cancillería una revisión integral
de las relaciones con el Gobierno actual de Guyana”, dijo ayer Maduro.

El presidente venezolano también anunció ayer la firma de
una ley sobre asuntos limítrofes y un decreto que crea “zonas de defensa
integral” para los espacios marítimos que sustituye a otro decreto que
firmó en mayo y que fue criticado por Guyana por supuestamente establecer como
venezolanas todas las aguas del Atlántico frente a la costa del Esequibo.

En esas costas, justamente, la trasnacional Exxon Mobil
confirmó el hallazgo de una “significativa” reserva de petróleo.

La disputa de lindes abarca un área de unos 160.000
kilómetros cuadrados, lo que supone unas tres cuartas partes del territorio de
Guyana.

Ambos países han buscado apoyo internacional que favorezca
sus respectivas causas: Guyana en la Comunidad del Caribe (Caricom) y en
Estados del Caribe Oriental, y Venezuela ante la Organización de Naciones
Unidas, Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) y la Comunidad de Estados
Latinoamericanos y Caribeños (Celac).




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.