COMPARTE

El diputado a la Asamblea Nacional Carlos Berrizbeitia, quien preside la Comisión Especial para estudiar y analizar la designación de magistrados
al Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) realizada el pasado 23 de diciembre de
2015, informó que los
magistrados Luis Ortíz y Carmen Porras revelaron ante la instancia legislativa
el pasado miércoles 17 de febrero que fueron presionados por el “alto
gobierno”; por la magistrada Gladis Gutiérrez, presidenta del TSJ; y el
magistrado Maikel Moreno, primer vicepresidente, con el fin de que adelantaran
sus jubilaciones que se vencían constitucionalmente en diciembre de 2016.

“Extorsión y persecución fueron los métodos usados
para que nosotros como magistrados solicitáramos de forma adelantada nuestras
jubilaciones en el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ)”, esta fue una de las
aseveraciones que hicieron Ortíz y Porras, quienes comparecieron ante la
comisión y hablaron durante casi dos horas.

Por su parte, el diputado de Proyecto Venezuela
aseguró que en los pasillos y oficinas del máximo tribunal del país, miembros
de la directiva del TSJ y personeros del “alto gobierno” utilizaron estos
métodos para presionar a los dos magistrados y lograr que “adelantaran la
solicitud de sus jubilaciones”.

Expresó su rechazo a esta actuación y enfatizó que
esto es la prueba fehaciente de que “el TSJ, en especial la Sala Constitucional,
están al servicio de Nicolás Maduro y de su partido de gobierno, él está
gobernando prácticamente a través de esta sala para ejercer acciones en contra
del pueblo y de la Asamblea Nacional mayoritaria que se eligió el pasado 06 de
diciembre”.

“La
confesión de estos dos magistrados es sumamente grave, porque fueron sometidos
a violaciones de derechos humanos, entre otros aspectos”, destacó Berrizbeitia.

Prensa Proyecto Venezuela




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.