COMPARTE


Autopista Valencia-Puerto Cabello evidencia el mal estado de la vialidad. (Foto Angel Chacón)

Yuraidith González || yugonzalez@el-carabobeno.com

Huecos de todos los tamaños y profundidades, desniveles en el asfaltado, zanjas, pavimento escarificado, y las largas colas de automóviles por el deterioro en las autopistas de Carabobo, forman parte de la rutina de los conductores. La situación ha empeorado con el tiempo. Todo se debe a que no hay suficiente personal capacitado para condicionar las vías, y la insuficiencia de materia prima hace que el asfalto sea condicionado con otras mezclas.

El componente para rehabilitar las rutas tiene un procedimiento físico y químico, y por la incapacidad del Gobierno se funda cualquier fábrica que realice este material sin personal capacitado. La procedencia de los recursos utilizados para el asfaltado de las autopistas no es de calidad, aseguró el secretario nacional del Colegio de Ingenieros de Venezuela, Giovanni Bianco.

En la autopista sentido Guacara-Valencia, cerca de la estación de servicio Mi Bohío, se hacen largas colas cuando hay mayor flujo de vehículos. Desde hace semanas el asfalto está lacerado y los conductores evitan caer en los enormes huecos.

Ocho maquinarias grandes para asfaltado, cuatro pequeñas y letreros indicando que hay “obreros trabajando en la vía” se observan en la orilla del kilómetro 153 de esa ruta. Esas señalizaciones no se evidencian en la carretera sentido Valencia-Puerto Cabello, sobre el Puente Bárbula, donde también está trinchado el pavimento esperando por ser reparado.

Los conductores hacen maniobras para evitar quedar en desnivel en la autopista. Algo que se les hace imposible. Sorprendidos por la cantidad de huecos, se trasladan muy despacio.

La mala preparación en la base para colocar el asfalto, lo cual hace que ceda con más rapidez y la improvisación de personal no capacitado, son dos de las causas que conllevan a un mal acabado, falta de confort y dosificación en las principales autopistas. El ingeniero aclaró que sí hay profesionales en Venezuela para realizar el trabajo, pero las políticas populistas no permiten la contratación de especialistas.

En las autopistas no solo reinan los huecos. En la del sur, sentido Valencia-Campo de Carabobo se evidencia la falta de las defensas en algunos tramos, además de fallas en los postes de iluminación.

Hace más de una década el país se encuentra en un proceso de involución por falta de conocimientos técnicos y académicos de algunas organizaciones. Las industrias no han tenido una inversión acorde con sus exigencias y los niveles de calidad han mermado. “La política del gobierno no ha sido de inversión”, sostuvo Bianco.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.