COMPARTE


Se han contabilizado más de tres mil detenciones en seis meses. (Foto El Carabobeño)

Cecilia A. Chirinos

Cada una de las protestas iniciadas el 12 de febrero fue un paso hacia la democracia, para lograr un mejor futuro y un país libre. Esto, según Francisco Abreu, coordinador general del movimiento estudiantil de la Universidad de Carabobo, a pesar que el Gobierno se encargó de amedrentar las manifestaciones con ataques por parte de colectivos, la Policía de Carabobo y funcionarios de la Guardia Nacional.

Luego de seis meses de iniciadas las protestas, las cifras arrojan tres mil 253 detenciones, entre estudiantes, dirigentes políticos y sociedad civil. El saldo negativo también incluye 42 fallecidos. De ese total, 11 pertenecen a Carabobo, según datos del Foro Penal.

Desde hace un mes las protestas han mermado, pero no significa el fin de la lucha por un mejor país, al contrario. Abreu explicó que las nuevas manifestaciones no serán de calle sino de propuestas. “La batalla es ardua y a pesar de las dificultades y trabas por parte del Ejecutivo nacional, no nos daremos por vencidos”.

Cada día aumenta la cantidad de opositores tras las rejas por pensar diferente y querer un mejor país, expresó el coordinador. “Sin embargo, en las calles están los culpables de hechos de violación a la integridad de los individuos. Responsables de las 42 muertes sin una orden de detención, lo que explica que la justicia en Venezuela no es igual para todos, con pruebas o sin pruebas juzgan a los que están en desacuerdo a las políticas de un Gobierno nacional que se les escapó la integridad, tolerancia y verdad”.

La batalla sigue

Los venezolanos continúan dando la batalla para salir de un Gobierno dictatorial, aseveró el integrante de la Junta Patriótica José Félix Ribas, Alfredo Albornoz.

Muchas personas fueron víctimas de violaciones a los derechos humanos, perseguidas y juzgadas como si fueran delincuentes, sostuvo Albornoz. A la fecha se contabilizan más de 500 heridos en Carabobo. “La Junta Patriótica está haciendo trabajo en las comunidades, por los problemas del agua, la inseguridad, y recreación con los niños”.

Las protestas comenzaron en Táchira a principios de febrero. Se extendieron a otras entidades, principalmente Carabobo y Lara. El 12 de febrero, Día de la Juventud marcharon estudiantes opositores y sociedad civil para exigir la liberación de otros compañeros presos, así como por mejorar la calidad de vida.

Acoso a los opositores

Para el comisionado de los Derechos Ciudadano de la UC, Aníbal Reinaldo Rivero, el Ejecutivo nacional mantiene constante acoso hacia las fuerzas opositoras. “Hoy la posición que fija la Sala Constitucional del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) no es la apropiada, ante las violaciones e injusticia cometidas en los últimos meses durante las protestas”.

Rivero considera que el TSJ no respeta los derechos fundamentados establecidos en la Constitución y carece de autonomía. “Las protestas establecen una amplificación del derecho a la libertad de expresión que no puede ser a medias y tampoco restringida. El Poder Judicial atraviesa una etapa gris, porque hay una mezcla de política y justicia, lo que no permite una labor de responsabilidad y lealtad ante los atropellos cometidos hacia personas inocentes que piensan diferente y salen a protestar pacíficamente”.

El Gobierno sigue oprimiendo el derecho a la protesta, arrojando por la borda la primicia de progresividad de los derechos previsto en el artículo 19 de la Constitución, sostuvo Rivero. “El TSJ dejó ver que existe una autoridad de la Gerencia pública para asignar o no el permiso para protestar, indicó el comisionado”.

Diferida audiencia del caso de Geraldín Moreno

La audiencia de los presuntos implicados en el caso de la muerte de Geraldín Moreno fue diferida para el próximo 18 de agosto. Rosa Orozo, madre de la joven herida con un perdigonazo en el ojo en Tazajal, Naguanagua, indicó que la medida fue tomada por no contar con abogados defensores, según reseñó Globovisión en su portal web. La dama le envió una carta abierta al presidente Nicolás Maduro el pasado domingo, en la cual le exige respeto a los jóvenes que perdieron la vida durante las manifestaciones ocurridas en el país desde febrero. “Mi carta fue para que el supiera que la mujer venezolana, la madre venezolana, se respeta”.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.