COMPARTE
Marianela Ágreda Armas 

No hay carne de res, pollo, cerdo ni huevos en centros de abastecimiento de Maracay. Tampoco hay seguridad para laborar, al menos para los 156 comerciantes que hacen vida en el Mercado Principal de Girardot, porque se exponen a agresiones de efectivos de la Guardia Nacional cuando acompañan a fiscales de la Sundee. No conforme, ni siquiera les quieren entregar el permiso de habitabilidad sanitaria que les permite tramitar el respectivo permiso sanitario. 

“A la espera de carne regulada” o “A la espera del pollo regulado” son los carteles que exhiben las neveras apagadas para justificar el cierre de los puestos. Los comerciantes de carne de cerdo también se sumaron a la paralización obligada porque tampoco adquieren al proveedor la carne a precio regulado a finales de la semana pasada por el Ejecutivo nacional. 

Prácticamente labraron los expendios de verduras y frutas, el resto debió bajar forzosamente las santamarias. El expendedor de quesos no vende queso llanero porque tampoco lo consigue a precio regulado, mientras que los vendedopres de granos solo exhiben en los sacos puro maíz pilado, girasol o comida para animales. 

Gabriel Tadioy, vocero de los comerciantes, denunció que todos son afectados por la regulación, el sábado se registró altercado dentro de las instalaciones. “Hubo golpes, una detención y demostración de fuerza por parte de la GN al sacar armamento y apuntar a varias personas”. Alegaban que no estaba permitido la toma de fotografías o grabación de videos con teléfonos celulares. 

El vocero indicó que nuevamente se registraron pérdidas millonarias. Carta a las autoridades que rigen el Mercado Principal porque el espacio carece de habitabilidad, permiso que entrega contraloría sanitaria. 

No podemos tramitar el permiso sanitario si no nos entregan la habitabilidad, pero igual nosotros cancelamos impuestos, dijo Tandioy. 

Los comerciantes exigen respuesta pero sobre todo protección para laborar sin temor a agresiones o represalias. Trascendió que junto a los fiscales de la Superintendencia de Precios Justos, se desplazan afectos al Gobierno quienes llegan a los centros de abastecimiento a bordo de autobuses contratados para tal fin. Serían los encargados de fomentar desorden y amedrentar con posibles saqueos a los comerciantes. 

Hasta ahora el alcalde de Giarardot, Pedro Bastidas, no se ha reunido con los comerciantes afectados de los 3 mercados municipales, Principal, Campo Alegre y Libre. La misma situación se evidencia en el mercado Periférico del municipio Mario Briceño Iragorry. En todos paralizaron la venta de productos regulados. 

Comerciantes de mercados municipales exigen cese de arremetidas de la Sundee y GN.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.