(Foto Archivo)

dpa

El ex astro del fútbol Diego Maradona y el cantautor panameño Rubén Blades concentran gran parte de la atención en las actividades organizadas a partir de este lunes por la Alcaldía de Bogotá para respaldar una solución política al conflicto armado que azota a Colombia desde hace cinco décadas.

Blades será la estrella principal de un concierto que se realizará el próximo jueves a favor de la paz, mientras que el ex jugador argentino participará en un partido de fútbol al día siguiente con el mismo objetivo.

Las actividades se enmarcan en la Cumbre Mundial de Artistas por la Paz, organizada por la municipalidad de Bogotá, que el mismo día del concierto de Blades coincidirá con una marcha promovida por el gobierno nacional para conmemorar el Día de las Víctimas del Conflicto.

Según la Alcaldía del Distrito Capital, 109 invitados de 37 países cumplirán diversas actividades hasta el 11 de abril en espacios artísticos, académicos, políticos y deportivos para analizar cómo se puede apoyar la paz de Colombia desde esos ámbitos.

En el concierto “Música y músicos por la paz de Colombia”, Blades alternará con artistas como el argentino León Giecco y los colombianos Jorge Velosa y Totó La Momposina, y con agrupaciones como Doctor Krápula, Herencia de Timbiquí y la Orquesta Filarmónica de Bogotá.

El alcalde de Bogotá, Gustavo Petro, invitó para el “partido por la paz” a Maradona y a los integrantes de la selección colombiana James Rodríguez y Radamel Falcado García, quienes se excusaron de asistir por sus compromisos con sus clubes.

Aunque el alcalde había anunciado que el partido se realizaría en un antiguo hospital cuya reconstrucción se ha convertido en un proyecto de su gobierno, funcionarios de la municipalidad confirmaron que se jugará en el estadio Metropolitano de Techo.

La Cumbre Mundial de Artistas por la Paz fue inaugurada por la ministra de Cultura, Mariana Garcés, en una ceremonia a la que siguió una presentación de danzas africanas en el Teatro Municipal Jorge Eliécer Gaitán.

“Todos estamos obligados a incentivar los sentimientos de pertenencia, que nos permitan verdaderamente vivir en paz”, dijo la ministra.

Colombia vive desde hace cinco décadas un conflicto que desde entonces deja más de 220.000 muertos y casi cinco millones de desplazados, que intenta superar mediante un proceso de paz que inició en 2012 en Cuba mediante negociaciones entre el gobierno y la guerrilla de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).

Asimismo, el gobierno inició desde hace más de un año contactos informales con el también grupo guerrillero Ejército de Liberación Nacional (ELN) en busca de un proceso de negociación similar.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.