COMPARTE


La AR es una enfermedad crónica e inmunológica. (Foto Archivo)

Entre cuatro y cinco años puede tardar el diagnóstico de Artritis Reumatoide (AR) en un paciente venezolano. Así lo demostró un estudio realizado en el Hospital Universitario de Caracas, y que fue publicado por Rheumatology International Journal en 2010.

“Desde que la persona padece los síntomas hasta que finalmente acude a un especialista, pueden transcurrir más de 48 meses. De allí, la importancia de dar a conocer el papel del reumatólogo en el tratamiento de la AR, así como las señales propias de esta patología que cada día afecta más a la población”, explica la doctora Yelisa Finol de Briceño, médico internista, reumatólogo y presidente de la Sociedad Venezolana de Reumatología.

La AR es una enfermedad crónica e inmunológica que ataca al sistema musculo-esquelético, las articulaciones y algunos órganos del cuerpo humano como riñones, pulmones, vasos sanguíneos y cerebro. “La inflamación y el dolor articular en los huesos de las manos y los pies, así como en otras articulaciones, con rigidez matutina que puede durar desde 30 minutos hasta dos horas, por un período de seis semanas continúas, son alarmas suficientes para acudir a un reumatólogo”.

Hasta ahora se sabe que durante los dos primeros años de la enfermedad se produce 50% del daño articular, por ello el diagnóstico y tratamiento precoz de esta afección son fundamentales para garantizarle a futuro una mejor calidad de vida a la persona. “Es de suma importancia que el paciente con cualquiera de los síntomas antes mencionados sea referido al médico reumatólogo. Éste debe realizar un examen físico, así como una historia clínica a profundidad, exámenes de laboratorio y radiografías. Todo esto permitirá dar con un diagnóstico acertado y por ende, la aplicación de una terapia de remisión”.

Además del especialista en enfermedades reumáticas, el fisiatra y el psicólogo o psiquiatra también deben formar parte del equipo multidisciplinario que trate a un paciente con AR. El tratamiento farmacológico incluirá Anti-inflamatorios No Esteroideos (AINEs) y Fármacos Antirreumáticos Modificadores de la Enfermedad (DMARDs, por sus siglas en inglés). “Si no hay remisión de los síntomas entre las 8 a 12 semanas luego de iniciado el tratamiento, se procede a la prescripción de Modificadores de la Respuesta Biológica (MRB) los cuales han demostrado una altísima eficacia. Los MRB deben combinarse con los DMARDs para garantizar que la terapia tenga el efecto esperado”, puntualizó la Dra. Esther Chirinos, médico internista, reumatólogo y subdirector docente de la Unidad de Docencia e Investigación del Hospital Dr. Rafael Calles Sierra en la ciudad de Punto Fijo, Edo. Falcón.

Según los especialistas, la AR se manifiesta con mayor frecuencia en mujeres a partir de los 40 años. Las estadísticas señalan que por cada tres féminas con artritis, solo un hombre la padece. “No sólo el sexo y la predisposición genética aumentan el riesgo de sufrir de AR, también lo hacen factores de riesgo modificables como lo son tabaquismo y la obesidad”, finalizó la doctora




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.