COMPARTE

EFE

Al menos 861 colombianos, de los cuales 170 son menores de edad, fueron deportados en los últimos días de Venezuela tras el cierre de la frontera y las medidas de excepción ordenadas por el presidente Nicolás Maduro, informaron fuentes oficiales.

Los deportados están siendo atendidos en Cúcuta, capital del
departamento colombiano de Norte de Santander, limítrofe con las ciudades
venezolanas de Ureña y San Antonio, en el estado Táchira.

Del total de deportados desde el pasado viernes, 678 han
sido realojados en albergues habilitados en Cúcuta y en la vecina localidad de
Villa del Rosario, según los registros oficiales del Ministerio del Interior en
un comunicado.

Las demás personas, unas 183, se han trasladado directamente
a sus hogares en Colombia.

Este lunes las autoridades entregaron 120 colchonetas para
los albergues en Villa del Rosario y 137 para Cúcuta y mañana se les
suministrarán 500 kits de aseo, 500 frazadas y 500 colchonetas más, señaló el
comunicado.

La canciller colombiana, María Ángela Holguín, llegó a
Cúcuta el lunes para encabezar junto a su colega del Interior, Juan Fernando
Cristo, los trabajos de un Puesto de Mando Unificado creado por el Gobierno
para hacer frente a la crisis humanitaria causada por el cierre de la frontera.

Los dos ministerios informaron además que un total de 146
menores que viven en Venezuela han podido asistir a sus clases en Colombia a
pesar del cierre de los pasos fronterizos entre Norte de Santander y Táchira,
que son los más activos entre los dos países.

De ellos, 56 pasaron por el puente internacional Simón
Bolívar y 90 por el puente Unión de Puerto de Santander, otra localidad
colombiana limítrofe con Venezuela.

El puente internacional Simón Bolívar fue cerrado la
medianoche del pasado miércoles por orden de Maduro, inicialmente por un
periodo de 72 horas, que posteriormente extendió de forma indefinida, después
de que tres miembros de la fuerza armada venezolana y un civil resultaran
heridos en un enfrentamiento con presuntos contrabandistas.

Luego del cierre de la frontera, Maduro decretó el pasado
viernes el estado de excepción en el estado de Táchira por 60 días prorrogables
y fruto de esta decisión empezaron a llegar a Cúcuta decenas de colombianos
deportados por estar indocumentados, según las autoridades del país vecino.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.