COMPARTE


Desde 2013 comprar carne a precio regulado es imposible. (Foto El Carabobeño)

Hace 10 años la carne que se exhibía para la venta en el país era 100% producción nacional. Todas las condiciones estaban dadas para que Venezuela se autoabasteciera. Pero las cosas han cambiado. En 2014 el 55% de la carne que se vende es importada. La regulación de precios, falta de insumos por fallas en adjudicación de divisas y la sequía ha comprometido al sector ganadero.

Para el especialista en materia agroalimentaria, Rodrigo Agudo, la producción nacional ha perdido fuerza por una competencia desleal y desbordada de los productos importados, como resultado de una estrategia del Estado que no ha entendido que difícilmente se puede sostener una seguridad alimentaria basada en el abastecimiento de productos extranjeros.

Desde 2013 comprar este producto a precio regulado es imposible. Las cuentas no cuadran. Por eso es usual ver en las neveras de los supermercados paquetes de carne con una etiqueta que la identifica como importada de Brasil, Colombia, Argentina o Nicaragua, que es ofertada en 60 bolívares por kilo. La que se produce en el país se puede conseguir en establecimiento que no están legalmente constituidos a un precio que supera los 180 bolívares por kilo.

Agudo detalló que este año cerrará con un déficit sobre el 30% de los productos de ciclos cortos, que son cereales; una caída por encima de 45% de los cultivos medios como los frutales, azúcar, café y cacao; y sobre el 60% del cultivo nato de carne y leche.

Como efecto de la sequía, catalogada por expertos como la más inusual en décadas, 35 mil reses han muerto según el Gobierno nacional. El sector privado maneja cifras más alarmantes. Y las que no han fallecido, se han debilitado de tal manera que la producción de leche se verá seriamente afectada.

La falta de planificación es la causa real de esta situación. Todos los países afrontan períodos de sequía y se preparan para eso. Al no existir un sistema de riego ni de almacenamiento de capacidad de agua, así como un plan de contingencia para alimentar los animales, las consecuencias son previsibles.

Agudo hace un llamado al Ejecutivo para que entable reuniones con los productores y los proveedores de los insumos, para evaluar las necesidades del sector para el año agrícola 2015.

Abastecimiento de cereales disminuirá 50%

El Ministerio de Agricultura y Tierras señaló que la meta de siembra para el ciclo invierno fue alcanzada en 77%, debido a que de las 752 mil hectáreas previstas se lograron cultivar 582.505 hectáreas. Esto representa una disminución del 50% del abastecimiento, tomando en cuenta que no todo lo que se siembra se cosecha, advirtió Rodrigo Agudo.

La cifra que se estimaba sembrar en 2014 es similar a la de 2013, cuando se registró un déficit de 33%. (DB)




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.