COMPARTE

Luis Borrero || lborrero@el-carabobeno.com

Es un arrebato a la autonomía. El Gobierno pretende disponer
del 100% de los cupos disponibles en la Universidad de Carabobo (UC). La medida
se traduciría en un incremento de la matrícula de 15% interanualmente, informó
el vicerrector académico, Ulises Rojas. “Estamos en la incapacidad técnica de
soportar eso”.

 

El Sistema Nacional de Ingreso (SIN) no es más que una falsa
esperanza. Da a los graduandos una percepción de inclusión que no se
materializa. Principalmente por las serias deficiencias que presentan los
bachilleres en comprensión lectora y numérica al momento de ingresar a la UC.

 

Se podría afectar gravemente la calidad educativa. No es lo
mismo tener en un salón a 20 que a 60 estudiantes. Rojas agregó que los
laboratorios de la UC están mermados por la falta de recursos. “La calidad no
es solo matrícula, es investigación”. El Estado dio un paso más con el SIN
hacia el control de las casas de estudio.

 

La universidad de Dios, Libertad y Cultura, mantendrá su
posición. El secretario Pablo Aure informó en días pasados que las pruebas
internas quedaron ratificadas por Consejo Universitario. La rectora, Jessy
Divo, desprestigió un comunicado del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) que
obliga a la UC a respetar el SIN.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.